El Real Madrid llegó a Cádiz para jugar su partido por la Liga Española y al llegar al hotel de concentración se encontraron con aficionados.

Pero según reportan diarios españoles como Marca y As, existieron gritos como “peseteros” y “esquiroles” hacia la delegación.

El Madrid era -con Florentino Pérez- el máximo portaestandarte de la fallida Superliga Europea.

VIDEO: