Para calibrar la consideración que siente Francia por Antoine Griezmann baste constatar el récord que el delantero del FC Barcelona batió este domingo jugando con la selección ‘bleu’ en Kazajistán. El atacante azulgrana se convirtió en el jugador con más partidos consecutivos disputados con el equipo del gallo. Ya son 45, dejando atrás los 44 que Patrick Vieira se alineó entre octubre de 1999 y octubre de 2002.

El registro de Griezmann impresiona por la gran competencia que tiene en la delantera de la selección que es vigente campeona del mundo, con jugadores del nivel de Kylian MbappéOlivier GiroudKingsley Coman Ousmane Dembélé, entre otros. Griezmann ostenta ya en solitario un récord que se computa desde la finalización de la segunda Guerra Mundial. En sus dos partidos en el este marzo dedicado por FIFA a los partidos internacionales de selecciones, Griezmann jugó 90 minutos ante Ucrania, marcando un gran gol, y 59 minutos más frente a Kazajistán. Griezmann empezó esta serie el 31 de agosto de 2017 ante Holanda (4-0), en la clasificación para el Mundial de 2018.

Con 30 años recién cumplidos, Griezmann suma ya un total de 88 partidos internacionales con la selección francesa, interviniendo directamente en 55 goles, 34 de su propia autoría y 21 como asistente. Su papel en el Barcelona no es tan preponderante como en Francia, tampoco en cuanto a su alineación, pero sus números, sin ser impresionantes, sí son dignos: 14 goles y 11 asistencias.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO