Antonio Valencia, refuerzo del Querétaro de México para la temporada 2021, conversó con el departamento de comunicación de su nuevo club y reveló detalles de cuán difícil fue estar en la élite del fútbol mundial.

Respecto a los jóvenes, contó: “No puedes disfrutar de las fiestas con tus amigos, ni quedarte hasta tarde. Hay muchas cosas que cambian, ya no eres un chico normal, debes cuidarte, comer bien, descansar y entrenarte”.

“En las formativas somos 30 chicos y vez que sólo dos o tres llegan, el camino es duro. A los chicos sólo puedo decirles que sueñen y se preparen”, agregó el ‘Expreso Amazónico’.

“Cuando me fui a España todo era complicado, no me adaptaba, jugué sólo un partido con Villarreal. En diciembre me dieron la oportunidad de ir al equipo en segunda, encontré a mi amigo Pedro y él me motivaba a que no me vaya porque yo extrañaba y me quería regresar. Tuve la valentía y la suerte de toparme a mi amigo Pedro, entonces jugué quince partidos. Ascendimos”, agregó.

Finalmente, Valencia declaró: “A Manchester llegué con una presión increíble porque nunca pensé en llegar a un equipo tan grande. Desde el primer partido sentí que me iba de largo por el apoyo de mi familia y la gente. Lo disfruté por diez años”.

Nota de: Víctor Loor Bonilla