Edison Méndez ha salido al paso de las acusaciones realizadas por Lucía Vallecilla, presidenta de El Nacional, donde expresó que el hasta entonces DT del equipo supuestamente habría permitido la entrada de licor a la concentración.

En una entrevista con La Radio Redonda, Méndez aseguró que es falso: ”Sorprendido por lo que ha dicho la doctora, nos deja con una tristeza enorme como quiere dañar la imagen de un cuerpo técnico como el nuestro”, luego afirmó ”Nosotros tuvimos una parrillada con el grupo, en donde estuvieron sus representantes. No hubo licor como dice la Presidenta”.

Así mismo denunció que la Presidenta quiso imponer jugadores y eso provocó su salida del club: ”Salí del equipo porque me quisieron imponer jugadores, no se con qué intereses. Yo acepté este reto por el amor que tengo por el equipo. La Señora Vallecilla me quiso imponer jugadores, me dijo que saque a uno y ponga otro, y yo me negué. Le dije que yo me he preparado muchos años para ser entrenador y no permitiré nunca que me digan a quien ubicar”.

”Me pidieron en la Comisión de Fútbol que no ponga a Carcelén, y yo me negué porque para mi él es una pieza importante en el mediocampo” y posteriormente agregó ”la Presidenta Vallecilla se molesta porque me pidió que ponga a Jaime y yo me negué ya que yo no lo pedí, y él vino al equipo fuera de forma”.

Con respecto a la situación de su salida: ”En la noche anterior a la llegada de Zuleta nosotros habíamos decidido que ya no seguíamos en el club porque nos quisieron imponer jugadores. La Presidenta me llama 23h45, y me pide que me quede y yo me negué. El grupo me respaldó totalmente, y cuando ella vio que el grupo se le venía encima, ella cambió de decisión y lo dejó fuera del complejo al profe Zuleta y me pidió de favor que yo me quede”.

”A la Presidenta Vallecilla le molestaba que yo les lleve comida a los trabajadores del club que no cobran, yo les llevaba sánduches, y les integré a los asados. A la Presidenta le daban celos de que yo si me preocupe por ellos”, aseguró ‘Kinito’.