Primero fue el tobillo y ahora son las lesiones musculares. El paso de Eden Hazard por el Real Madrid está siendo un calvario de dolencias. El belga volvió a caer lesionado el pasado sábado en el partido contra el Alavés antes de cumplirse media hora de partido. La dolencia, una lesión muscular en el recto anterior del muslo derecho, le tendrá tres o cuatro semanas de baja, por lo que no podrá jugar el derbi contra el Atlético del 12 de diciembre y, en el peor escenario, incluso habrá dicho ya adiós a 2020.

En Bélgica achacan las últimas lesiones del belga, que se perdió el comienzo de temporada por otra lesión muscular también en la pierna derecha, a un producto del estrés por las ganas que tiene Hazard de agradar en el Real Madrid. «Eden siempre quiere dar lo mejor», ha dicho Kris Van Crombrugge, médico de la selección de Bélgica, al diario HLN. «Pienso que ha sobrepasado el límite, que ha llevado su cuerpo demasiado lejos», añade en unas declaraciones previas a conocerse el último parte médico del futbolista.

Relacionado:  NI BIEN LLEGA: Coutinho, 3 semanas de baja

«En Madrid las expectativas son grandes. Hacia el exterior, Eden da la impresión de ser impermeable a la presión, pero nadie escapa al estrés. Eso puede tener un impacto sobre los músculos. Pienso que su tono muscular está un poco alto en este momento y eso puede aumentar el riesgo de tensionar las heridas», explicó Van Crombrugge.

De momento, Eden Hazard sólo ha participado en 6 de los 14 partidos oficiales que el Real Madrid ha disputado hasta el momento en lo que va de temporada. Ser perdió los dos primeros encuentros de Liga para no arriesgar con su maltrecho tobillo y, cuando iba a debutar, una lesión muscular le mantuvo 25 días de baja. Una vez recuperado jugó tres partidos (marcó contra el Huesca), pero su positivo por coronavirus antes del partido contra el Valencia le devolvió al parte de bajas y le impidió acudir a la convocatoria de Bélgica, con la que aún no ha debutado esta temporada.

Relacionado:  El ‘sueldazo’ que pide Isco para renovar con el Real Madrid

Superada la COVID-19 volvió a enlazar tres partidos en una semana en la que transformó el penalti que abrió el marcador contra el Inter de Milán, pero mediada la primera parte del partido contra el Alavés su cuerpo volvió a decir basta y, quizás, también adiós a 2020.

TOMADO DE DIARIO AS