El próximo 27 de noviembre se cumplirán los primeros cien días de Ronald Koeman en el banquillo del Barça. Cuando quedan dos semanas para que se cumpla ese plazo, en el que tradicionalmente se hacen las primeras evaluaciones de la trayectoria de un entrenador, el técnico atendió ayer de forma telemática a Mundo Deportivo, aprovechando el parón de selecciones, para analizar el inicio de temporada de su equipo. Koeman hace un buen balance, pero insiste en reclamar refuerzos en el mercado de invierno. Está feliz con el rendimiento de Messi, al que considera indiscutiblemente el mejor del mundo, y elogia la constancia de Griezmann pese a sus problemas.

¿Está satisfecho con el rendimiento mostrado por su equipo hasta ahora?

En general estoy contento. Primero, me siento muy cómodo, bien, en el trabajo que estamos haciendo. Además, estamos cambiando cosas del equipo, como intentar jugar con más intensidad. Hay muchas cosas en las que estamos por el buen camino. No estoy contento por los últimos partidos, en que hemos perdido bastantes puntos en LaLiga, pero en general sí. Estamos en el principio. Hay que mejorar en muchos aspectos y seguir el camino que estanmos haciendo.

El pasado verano se remodeló la plantilla. ¿Está conforme con el grupo con el que está trabajando?

En general sí, pero intervienen muchos factores, como la situación económica del club. Yo trabajo con los jugadores que tengo, pero si me preguntas si es el equipo ideal para mí, tengo mis dudas. Siempre se pueden mejorar cosas. En algunas posiciones estamos bastante limitados y depende de la situación del club.

Con Ramon Planes siempre hablamos del futuro, de qué jugadores podemos fichar y dónde necesitamos más, pero sabiendo el momento que atraviesa el club económicamente no se puede pedir mucho.

Se refiere, es de suponer, a las demarcaciones de central y delantero. Si es posible en el mercado de invierno ¿es partidario de que haya refuerzos?

Ya he dicho varias veces qué nos falta. Si hay posibilidades, intentaremos buscar, sí.

Cuando se habla del fichaje de un delantero el nombre de Depay sale por encima de los demás, aunque muchos no le consideran un ‘nueve’ puro. ¿Por qué para usted es un fchaje idóneo?

Primero, no es el momento de hablar de jugadores que no están, para mí no es bueno. Es verdad que su nombre ha salido y ha jugado todos los partidos de nuestra selección holandesa de ‘nueve’. Cada uno puede tener su opinión, pero no está aquí y veremos qué puede pasar en el futuro.

Una de las primeras decisiones, tomadas por usted y por el club, fue prescindir de algunos jugadores veteranos en el proceso de rejuvenecimiento de la plantilla, pero aún quedan veteranos. ¿Cómo valora su rendimiento?

Sobre todo, están haciendo lo máximo. Ellos mismo han reaccionado después de lo que sucedió el año pasado. Han visto que hay que cambiar cosas y en general estoy muy contento. Los mayores del equipo están metidos y están trabajando bien, no tengo ninguna queja.

En las imágenes que cada día distribuyen los medios de comunicación del club, se ve a Umtiti trabajando cada día con el grupo. ¿Puede ser un ‘fichaje’ para usted en invierno?

Puede ser, pero yo creo que a este jugador todavía le falta físicamente algo. Está entrenando pero en ciertos aspectos no puede hacer todo con el grupo. Dentro de un tiempo, si está bien, es uno más de la plantilla y es un central. Siempre depende el rendimiento y de su físico si es útil para nosotros o no.

Precisamente, hablando de centrales, ¿podría ser factible el fichaje de Eric Garcia en invierno?

Bueno, no sé. Depende del Manchester City.

Usted ha instaurado en esta plantilla el 4-3-2-1 como sistema. hay opinadores que lo critican y no lo ven claro. ¿Usted sigue confiando en este sistema?

Sí, de momento sí. Pero no hay que obsesionarse por el 4-2-3-1 o por el 4-3-3. Si un jugador adelanta un poco su posición, es lo mismo un sistema que el otro. Hoy en día un sistema es importante, pero también tiene que ser muy variable. Jugamos 4-2-3-1, pero a veces jugamos con gente como Ansu o Dembele en banda, a veces con Pedri en banda que es más centrocampista… Creo que el objetivo es buscar cosas más variables desde este sistema.

Entonces, usted sí ve el 4-3-3 como una alternativa durante los partidos.

Sí, también. Contra el Dinamo de Kiev hemos cambiado el sistema por el medio campo. Depende del contrario. Pusimos a Sergi Roberto de ‘8’. Un sistema tiene que ser muy variable. Una vez más, no hay que obsesionarse con el sistema porque si un jugador baja más o se adelanta más puede ser otro sistema. Hay que analizar a los contrarios, buscar ventajas y puntos débiles de nuestro contrario. La posición de Leo indica otras posiciones. Entonces, se trata de buscar lo mejor para el equipo.

Relacionado:  Mascherano: “Era el momento de despertar del sueño”

Hablando de Messi. Usted ha expresado su satisfacción con el argentino

Desde luego. Hablé con él el primer día con toda franqueza y nunca he dudado de él. Le veo entrenar cada día y disfruta jugando. Yo dije el primer día que es el mejor jugador del mundo y claro que prefiero tener al mejor del mundo en mi equipo. Como dije tras el partido ante el Betis, si está bien siempre será titular.

Griezmann, en cambio, no acaba de arrancar

Necesita un poco más de confianza y marcar goles siempre da esa confianza. No se puede decir que no trabaja, trabaja mucho, pero puede ser se se sienta un poco más libre cuando está con su selección al estar mucho tiempo con ellos y jugar siempre en la misma posición.

¿Acabará encontrando su mejor rendimiento?

Hay muchas más cosas, pero un jugador que está trabajando tanto e intentando cambiar las cosas creo que al final va a llegar donde quiere.

¿Cuál cree que es la mejor posición para Griezmann en la delantera?

Su mejor posición puede ser más central, de ‘nueve’, de ‘diez’ por detrás de un ‘nueve’, con mucha libertad por banda derecha yendo hacia dentro, con Dembélé jugando más por fuera. Son posiciones en las que él puede dar mucho a este equipo.

Usted fue un gran especialista en faltas. ¿Quien las tira mejor, usted o Messi?

Lleva muchos años marcando faltas, no sé quién es el mejor. Yo he sido un buen lanzador. ¿Quién es el mejor? Quien marca más. Y creo que Leo ha marcado más. Por eso ha tenido más años en el Barça.

¿La lesión que Ansu Fati sufrió ante el Betis y que le tendrá KO cuatro meses es un golpe muy duro para el equipo?

Sí claro, nos faltará por un tiempo un jugador bueno, de banda, que puede jugar de ‘nueve’ y que ha demostrado tener un gran rendimiento. Por otro lado hay que aceptarlo y asumirlo, hay que dar oportunidades a otros jugadores. Ojalá dentro de poco se ponga bien y se recupere de su operación.

Dembélé ha pasado de ser transferible en el último mercado de fichajes a tener muchos minutos. ¿Qué ha visto en él para darle este protagonismo en los últimos partidos?

Sobre todo, el jugador mismo está físicamente mejor, ha entrenado fuerte, ha hecho sesiones extra. Al estar bien de forma no se puede discutir su calidad. Llevaba un tiempo sin estar bien físicamente. Y si no lo está no puede dar el rendimiento. Poco a poco se ha puesto mejor y es un jugador rápido, que tiene gol, que puede jugar en las dos bandas y tiene ‘uno contra uno’. Estoy muy contento por cómo está trabajando últimamente.

¿Dembélé puede ser la solución a la baja de Ansu Fati?

Sí, pero también con Ansu Fati ha tenido sus partidos y sus minutos. Claro, ahora que nos falta Ansu, Ousmane tiene que demostrar su calidad, como está demostrando últimamente.

¿Ha encontrado el Barcelona cambiado?

Un poco. Hay todavía más prensa que antes y, sobre todo, el tema COVID lo ha cambiado todo, como en todo el mundo. Nos falta ambiente en el campo y así cuesta mucho. También les cuesta mucho a los futbolistas jugar sin público. Añoro a la afición.

¿Y el entorno?

Sabemos que en el Barcelona siempre hay cosas, así ha sido en el pasado y ahora en el presente, en este sentido no hay muchos cambios respecto a lo que ya conocí en mi época.

Pero sí hay otros cambios positivos en la forma de trabajar: ahora estamos en la Ciudad Deportiva, que antes no existía, con muchas posibilidades para preparar los partidos en los entrenamientos de la mejor manera posible. Esto sí, pero en general no veo el club muy cambiado aunque las personas sean otras.

¿Y el fútbol español es también como era en los noventa, cuando usted jugaba?

Es bastante parecido a como era antes también. Hay equipos que saben sacar el mejor resultado posible en un partido. Sobre todo, hay una forma de juego que complica la vida a los grandes. Así era antes también. En cualquier equipo hay gente que sabe jugar bien con balón y hay equipos defensivamente fuertes.

Por lo que ha vivido hasta ahora en el campeonato de Liga, los arbitrajes tampoco han cambiado, ¿no?

En general, recuerdo que en mi época también había problemas en este sentido. Ahora se está buscando la mejor manera en que tiene que trabajar el VAR, cuándo tiene que interrumpir… También es un trabajo complicado para los árbitros.

Relacionado:  CON MESSI: El Barça ya puso a la venta la nueva camiseta

Usted ha hecho unas declaraciones sobre el VAR que le han costado un expediente federativo, pero ¿es partidario del VAR?

Sí, estoy a favor del VAR, sobre todo en temas de jugadas claras , en las que no haya discución, como el fuera de juego… No soy tan partidario de la intervención si hay un choque o un agarrón. Son cosas que han pasado en el fútbol y que pasarán. Con el VAR, lo ves todo y no es bueno intervenir en todo tipo de acciones, que son más subjetivas.

Usted va casi siempre a ver al filial. ¿Qué espera de ellos?

Sobre todo estoy ahí para tener opiniones sobre gente joven que está jugando en el B y que por lo tanto sabemos que su próximo paso es el primer equipo, aunque es un paso que no es fácil, por el juego. Estamos ahí, con mi ‘staff’, para conocerlos por si necesitamos un día un jugador, para un partido o un entrenamiento, hablando con su míster, García Pimienta. Es tener informes de ellos y saber bien cómo está el fútbol base.

Han pasado 25 antes desde que usted dejó en Barça, en 1995, hasta que ha vuelto como entrenador. ¿Podría haber llegado antes?

Sí, porque hubo dos momentos en que pude entrenar al Barça: el primero fue cuando Laporta ganó las elecciones y yo estaba en el Ajax. Johan estaba con Laporta también y Txiki era el secretario técnico. Me querían llevar del Ajax al Barcelona. Lo que pasó es que no estaban de acuerdo en pagar dinero para pagar (el traspaso), y entonces ficharon a Rijkaard. Esa fue la primera vez. La segunda, el último mes de enero, cuando el Barça necesitaba un entrenador. En aquel momento, habiendo Eurocopa prevista para el verano, no quise dejar la selección.

¿Se ha marcado algún objetivo concreto esta temporada?

Podríamos decir que estamos cambiando cosas, que damos oportunidades a los jóvenes.., pero al final estar en el Barcelona es luchar para ganar cosas importantes.

¿Quién es el jugador que más le ha sorprendido?

Sobre todo por no conocerle más, Pedri. Sabía que el Barça lo fichó del Las Palmas y había visto imágenes de su juego, un poco, pero creo que nadie esperaba su mejoría, su trayectoria hasta ahora. Con 17 años, jugar y entrenar con los mejores futbolistas en el Barça con el rendimiento que está dando es para estar contento.

¿Teme que la situación electoral condicione su futuro?

No, porque no depende de mí. Lo único que está en mis manos es jugar bien y ganar partidos. De otras cosas no puedo decir nada, ya sé que están ahí. Ya sabía cuando firmé un contrato de dos años por el Barça que a lo mejor en enero, marzo o final de temporada íbamos a tener elecciones. Hay candidatos y ya veremos quién va a ser presidente y cómo piensa en tema entrenador u otras posiciones en el club. No temo, duermo tranquilo. Si no duermo tranquilo es por el resultado que hemos hecho el día anterior”.

Hace algunos días sufrimos la pérdida de Tonny Bruins Slot, que fue asistente suyo muchos años. ¿Qué destacaría más de Bruins como técnico?

Fue un técnico con mucha visión al analizar partidos, que conocía a muchos jugadores. Sus consejos siempre fueron muy útiles y además era muy buena persona. Vivimos mucho tiempo juntos, trabajamos en distintos equipos y pasamos mucho tiempo en cenas, en cumpleaños, en celebraciones de Navidades. Para mí fue más que un entrenador.

Mucha gente no sabe que fue entrenador suyo en su primera temporada en el Ajax, ¿verdad?

Sí, así es.

¿Cómo habría sido Bruins si hubiese hecho carrera como primero?

Sobre todo, muy metódico, con mucho conocimiento para organizar entrenamientos sobre el campo, con ejercicios tácticos y con cosas que después necesitaríamos en los partidos… Fue, en este sentido, una gran ayuda para Johan, porque en principio Johan era más ex jugador que entrenador, y Tonny era el entrenador de verdad: él daba todas las charlas, etcétera… para Johan y también para Charly fue una ayuda muy grande.

¿Ha influido en usted?

Sí, porque de cualquier entrenador que has tenido como jugador aprendes. También ves cosas que, por cualquier razón, no quieres coger. Y de Tonny, siendo mi ayudante, estaba siempre muy metido en analizar los contrarios. Si todo iba saliendo bien, me decía al principio de los partidos: “Ronald, estamos bien, el equipo contrario está jugando como hemos dicho”. Entonces se tranquilizaba, pero vivía mucho analizando a los contrarios.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO