Una sola jornada se ha disputado de la Premier League y Mourinho tiene la mecha encendida con su plantilla. El Tottenham perdió su primer encuentro ante el Everton (0-1) y la reacción del técnico portugués ha molestado a sus jugadores. "No me ha gustado el equipo. Hemos estado vagos en la presión, consecuencia de una mala forma física. Algunos jugadores no han tenido pretemporada, no quiero hablar de ello. Estoy decepcionado. Presión vaga, eso es lo que quiero decir. Arriba hemos hecho una presión vaga, y ello crea situaciones de desventaja para el resto del equipo", fueron las duras palabras que dijo Mou ante los medios de comunicación.

El portugués ha tenido ya réplica. Uno de ellos ha sido Ben Davies. El defensor de los Spurs negó que se debiera la derrota a una falta de esfuerzo. "Creo que todos hicieron lo mejor que pudieron en el campo. Dimos todo lo que teníamos. Y no tengo ninguna duda de mis compañeros. Es verdad que la actuación no fue la mejor", admitió. En las islas ya avisan de que el clima en el vestuario del Tottenham está encendido tras la actitud del exentrenador del Real Madrid.

Relacionado:  (VIDEO) GAME, SET AND MATCH: Tottenham aplastó al Leicester de visita

"Estás declaraciones podrían ser el camino a la destrucción del vestuario"

Mark Bosnich, exportero australiano que militó en el Aston Villa, Manchester United y Chelsea, lamenta que estas declaraciones puedan ser un punto y final para la etapa de José Morinho en el club londinense. "Cuando jugaba, eran muchos los entrenadores que recomendaban no criticar así en público a los jugadores o, de lo contrario, se arriesgarían a perder al vestuario. Cuando escuché las declaraciones de Mourinho, inmediatamente pensé que eso sería un gran riesgo. A menos que esté 100% seguro de que nada de lo que diga influirá. Pero no creo que ese sea el caso".

Relacionado:  (VIDEO) DEBEN SOBREVIVIR: El Halloween en el Tottenham

"Mourinho está esperando tener reacción de los jugadores, pero si pierde a uno de ellos, traerá cuatro o cinco más y ese podría ser el camino a la destrucción del balneario", sentenció. De momento el Tottenham vuelve a escena el sábado ante el sábado ante el Southampton (13:00) con Mou en el banquillo.

TOMADO DE DIARIO AS