Seis meses después de parón obligado por la pandemia del coronavirus, regresa la Copa Libertadores. Lo hace con unas circunstancias inéditas en comparación con ediciones anteriores, con partidos a puerta cerrada que no tendrán ese característico fervor de los hinchas, los cuales no podrán dar aliento a sus equipos en los estadios, pero con la misma magia y esencia de siempre.

La vuelta de las competiciones continentales europeas – como la Champions League – marcan el camino a seguir por la CONMEBOL, de cara a garantizar el cumplimiento de todos los protocolos de seguridad y sanitarios. A diferencia de lo que ha ocurrido en Europa, el ritmo de competición también será un elemento diferencial para los equipos, ya que hay campeonatos de liga – como el argentino – que todavía no han regresado, mientras que otros equipos ya han reiniciado sus competiciones nacionales con varias jornadas jugadas.

El torneo se reanudará con apenas dos jornadas de la fase de grupos disputadas en la primera semana de marzo y con el resto de la competición aun por disputar. También habrá muchas caras nuevas en muchos de los clubes importantes, tanto en los banquillos como en las plantillas.

Maracaná, sede de la final

El estadio de Maracaná será la sede de la final de esta edición del torneo. Todo un estadio ‘referencia’ en el mundo del fútbol y que ya ha albergado finales de torneos importantes en el mundo del fútbol, mientras que la final de la Sudamericana se disputará en el estadio Mario Kempes de Córdoba (Argentina).

De esta forma ambos recintos sustituirán respectivamente a Santiago de Chile (Libertadores) y Asunción (Sudamericana), ciudades donde se jugarán las primeras eliminatorias a partido único de la historia de los dos torneos de CONMEBOL. La final, que estaba prevista para el 20 de de noviembre, se ha tenido que atrasar al mes de enero de 2021, entre la semana del 20 y el 30 de dicho mes.

Relacionado:  (FOTO) El polémico gesto de Carlos Tévez tras caer ante River

Mismo formato y criterio de clasificación

Se mantiene el mismo formato y los mismos criterios de clasificación para esta Libertadores atípica. Los dos primeros clasificados de cada grupo jugarán los octavos de final, mientras que el tercero jugará la fase final de la Copa Sudamericana.

Los criterios de clasificación, en caso de empate a puntos, será el siguiente por orden de mayor trascendencia.

  1. Número de puntos
  2. Diferencia de goles
  3. Mayor cantidad de goles a favor
  4. Mayor cantidad de goles a favor como visitante
  5. Posición en el ranking CONMEBOL

Flamengo, la difícil misión de defender título

Vigente campeón, tendrá una de las más complicadas misiones en este regreso. Defender la corona de campeón de Libertadores. Se marchó Jorge Jesús, que regresó a su Benfica portuguésy llega para tratar de revalidar la condición de campeón Doménec Torrent.

Ex ayudante de Pep Guardiola en sus etapas como entrenador en el Barcelona, Bayern de Munich y Manchester City, el técnico español tiene un reto mayúsculo al frente del ‘Mengao’, que no es otro que imponer su estilo para ganar de nuevo el Brasileirao y reinar de nuevo en América.  Encomendarse al olfato goleador de Gabigol, la experiencia de futbolistas como Isla o Filipe Luis o el talento de Everton serán claves en el futuro del equipo.

River, confianza ciega en Marcelo Gallardo

El ‘Muñeco’ comandará un nuevo intento de River por alzarse con la Copa sin ritmo de su competición – la liga argentina no se ha reanudado a falta de acuerdo entre AFA y Gobierno por concretar fecha – y sin futbolistas importantes.

La salida de Juanfer Quintero al fútbol chino, la vuelta ‘a ciegas’ y las bajas por positivo de algunos jugadores mermará el regreso del ‘Millonario’, que no alza el título desde que ganase a su eterno rival en el Santiago Bernabéu hace un par de años. Nicolás de la Cruz, Santos Borré, Enzo Pérez y Matías Suárez serán los nombres más destacados del ‘Millonario’.

Relacionado:  (AUDIO) Arturo Mina: "Esperamos hacer historia"

Actualmente lidera el grupo D, en el que está emparejado con Sao Paulo, Liga de Quito y Binacional.

Boca, más de una década en sequía

20 de junio de 2007. El último día en el que el ‘Xeneize’ logró alzarse con la Libertadores. Desde entonces, la Copa no ha regresado a las vitrinas de ‘La Bombonera’, pese a jugar la final en España que se llevó su eterno rival en la prórroga.

Miguel Ángel Russo será el encargado de dirigir al conjunto bostero para lanzarse a por el título. Futbolistas como Tévez, Mauro Zárate y Salvio serán fundamentales para liderar la ofensiva hacia el campeonato. Actualmente es segundo del grupo H, en el que compite por clasificarse para la siguiente ronda con Libertad, Caracas e Independiente de Medellín.

Sacar buenos resultados y mejorar conforme a la progresión con mayor número de minutos serán claves para afrontar el tramo decisivo de la competición en caso de clasificarse.

Palmeiras, Gremio o Racing, en el segundo escalón de favoritos

Después del vigente campeón y los dos gigantes argentinos, entre las apuestas – al menos en el mes de marzo – situaban entre el segundo escalón de favoritos a clubes como Palmeiras o Gremio, además de otros como Racing, Athletico Paranaense, o Internacional.

Sobre estos clubes, el ‘Verdao’, que levantó su único título en 1999, buscará con Vanderlei Luxemburgo en el banquillo el campeonato con futbolistas de la talla de Felipe Melo, Luiz Adriano o Ramires, conocidos de sobra por su paso en el fútbol europeo. Internacional contará con la baja sensible de Paolo Guerrero, lesionado de gravedad y que se perderá lo que resta de año.

Peñarol arranca la Libertadores sin Forlan

Peñarol, con cinco Libertadores en su palmarés, regresa también con nuevo técnico a los mandos (Mario Saralegui) tras la destitución de Diego Forlán como técnico a las nueve jornadas de campeonato. Todo esto y mucho más son los principales alicientes de una Libertadores distinta, inusual pero no carente de buen fútbol.

TOMADO DE DIARIO AS