El 1985 se prohibía la ingesta de alcohol en los estadios de fútbol ingleses para combatir un ‘hooliganismo’ en efervescencia en la época. Ahora, 35 años y muchos intentos de abolición después, la prohibición podría llegar a su fin. Y es que, según publica el Daily Mailla Premier League considera que esta medida ayudaría a combatir la expansión del coronavirus y la vuelta de los aficionados a los estadios, esperada para el mes de octubre por el gobierno, llegaría de la mano de esta nueva legislación. En caso de que finalmente se llevase a cabo, la vuelta del alcohol a las gradas (de fútbol, ya que en otros espectáculos como rugby o conciertos no existe tal prohibición) estaría a prueba y debería pasar un ‘examen’ inicial.

Las razones esgrimidas por las fuentes consultadas por el Mail son que la ley está "pasada de moda y debería ser cambiada", ya que, además, ello evitaría las grandes agrupaciones de aficionados que se forman antes de los partidos para consumir sus bebidas antes de tomar camino hacia sus asientos. Otro de los puntos a favor que exponen los principales defensores de esta abolición es la evolución de las propias instalaciones, muchas de las cuales incluyen sistemas de ‘pedido a domicilio’ que permitiría a los hinchas recibir comida y bebida sin necesidad de moverse de su asiento, evitando, de nuevo, acumulaciones de personas en momentos críticos, como el descanso de los partidos.

Relacionado:  'HORMIGA' AUSENTE: El Watford cayó ante el Tottenham

Partidarios y detractores

La Premier League cuenta con un equipo de estudio que trabaja en las diferentes alternativas que puedan hacer posible lo aquí tratado. Asimismo, no es la primera vez que este tema sale a la superficie, ya que en 2018, Shaun Harvey, presidente de la Federación inglesa en ese momento, consideraba la ley como "desproporcionada" e instó al cambio, como bien recoge el medio citado.

Relacionado:  (FOTO) Apenas llegó al Manchester y Di María tiene un 'carrazo'

En el pasado, varios clubes se han manifestado a favor de esta ‘vuelta del alcohol al fútbol en vivo’, ya que ello supondría una gran inyección económica en sus cuentas. Sin embargo, otros equipos creen que sería peor el remedio que la enfermedad. Sea como fuere, de considerar que la prohibición es parte del pasado, la liga inglesa tendría que llegar a un acuerdo con el gobierno británico para seguir adelante con la iniciativa.

TOMADO DE DIARIO AS