Mientras el Manchester United busca un lugar en la Champions League, Paul Pogba le regaló un penal al West Ham durante el encuentro de este miércoles, con una mano insólita en una jugada a balón parado.

Corría el minuto 46’ cuando Declan Rice cobró un tiro libre para los Hammers, pero de forma sorpresiva, Paul Pogba alzó sus manos para tapar el balón que se dirigía a su rostro, lo que provocó que el árbitro revisara la jugada en el VAR y otorgó la pena máxima para la visita.

Michail Antonio aprovechó la oportunidad y anotó el tanto con el que el West Ham se fue en ventaja al descanso. Aunque luego apareció Mason Greenwood para empatar el duelo al minuto 51’.

La jugada se da en los días que suena que el mediocampista francés renovaría contrato con los Red Devils.

TOMADO DE MEDIOTIEMPO (México)

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol desde 2018 - Panelista del programa Futboleros en WQ Radio desde 2022