El PSG sigue empeñado en convencer a Neymar para que alargue su contrato más allá del 2022. El pasado domingo, el director deportivo del equipo parisino, Leonardo, explicó que quiere seguir contando con Neymar Jr., igual que con Mbappé, que también acaba su vinculación en junio de 2022. Además, ‘Le Parisien’ asegura hoy que la previsión del club parisino es que el Barça no pueda ficharlo este verano por su delicada situación económica, provocada por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, tal y como ya explicó MD, el delantero brasileño ya rechazó una primera propuesta del club parisino, que le ofrecía 100 millones de euros como prima de renovación, porque su intención sigue siendo la de volver al Barça el próximo verano. Pese a que las circunstancias económicas que dejará el Covid19 complican, y mucho, que el club azulgrana pueda abordar su fichaje si el PSG no se abre a introducir jugadores a cambio, Neymar no pierde la esperanza.

Relacionado:  (VIDEO) Diego Costa da la victoria a Atlético Madrid

El diario Le Parisien informaba anoche que mientras Neymar apura sus últimos días de vacaciones en Saint-Tropez, su entorno sigue a la espera de que Leonardo vuelva a mover ficha.“No hemos tenido la oportunidad de hablar de nada”, señalan fuentes próximas al jugador al rotativo parisino.

Leonardo quiere desactivar la opción del Barça antes de que se retome la Champions para no vivir un episodio como el del verano pasado, en el que hasta el último día el club azulgrana estuvo negociando por hacerse con Neymar con una última oferta de 130 millones más el traspaso de Rakitic, Todibo y la cesión de Dembélé.

Relacionado:  Un verdadero GANADOR: ¡Abidal vuelve a una lista de convocados!

Además, Leonardo tampoco quiere correr el riesgo de que el ex azulgrana continúe un año más sin alargar su compromiso, pues en esa tesitura se vería obligado a venderlo, sí o sí, en 2021 para no verlo salir gratis en 2022.

En este sentido, ‘Le Parisien’ asegura que el Barça no tendrá capacidad de fichar a Neymar hasta el próximo verano, una opción que también ganaría peso si el PSG no logra convencerle de que renueve. Y es que en verano de 2021 el brasileño estaría a un año de acabar contrato y, en esa situación, el club parisino sí se plantearía venderle para no arriesgarse a verlo partir doce meses después sin ingresar ni un euro.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO