FUENTE: MARCA.

Un trabajo conjunto de las agencias de inteligencia de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, en lo que se ha llamado la alianza ‘Five Eyes’, ha concluido que China ocultó o destruyó evidencias del brote de coronavirus, según ha publicado el periódico Saturday Telegraph de Australia.

Según el expediente fue un "ataque a la transparencia internacional" que está costando miles de vidas en el mundo. "A pesar de la evidencia de transmisión humano-humano desde principios de diciembre, las autoridades de la República Popular China lo niegan hasta el 20 de enero", afirma.

Relacionado:  29.509 casos de COVID-19 en Ecuador: 2.145 fallecidos

El informe, además, señala que China comenzó a censurar las noticias del virus en los motores de búsqueda de internet y en las redes sociales a partir del 31 de diciembre, eliminando términos como "variación del SARS" o "neumonía desconocida de Wuhan".

Esta investigación también concluye que China tardó semanas en admitir que el covid-19 podría extenderse del modo en que lo ha hecho, que silenció a los médicos que alertaron del peligro, que destruyó evidencias del virus en sus laboratorios y que no envió muestras a científicos de todo el mundo para que trabajaran en una vacuna.

Relacionado:  La carta de Cristiano Ronaldo por el coronavirus