Su potencia, velocidad y su portentoso físico lo llevaron a ser una de las revelaciones de la Premier League en el Wolverhampton. Adama Traoré se convirtió en uno de los jugadores más buscados por las potencias europeas y Liverpool ya dio el primer paso y consultó el costo de su pase: 75 millones de euros fue la respuesta.

Hijo de padres malienses, tuvo su formación en La Masía de Barcelona, club en el que debutó a fines de 2013 pero donde estuvo muy lejos de asentarse. Inglaterra fue su destino inmediato y allí encontró el fútbol ideal para desarrollar al máximo sus virtudes físicas.

Relacionado:  LO GUARDAN: 'Toño' no fue convocado para el debut en Europa League

Primero Aston Villa, luego Middlesbrough y actualmente Wolverhampton fueron los que marcaron su camino en la Premier. Pero ahora es el gigante Liverpool el que quiere sumar a un jugador cuyo físico se asemeja más al de un rugbier que al de un futbolista.

Traoré tiene una ficha muy alta, pero con solo 24 años y aún mucho potencial por explotar, es casi una certeza que los Reds no serán los primeros ni los últimos en averiguar condiciones para su contratación.

Relacionado:  Lo que les queda a Guardiola y Klopp