La pandemia del coronavirus obligó a parar el mundo y el deporte también se vio afectado a nivel global. Económicamente impactó en todos los clubes, ya que no tienen ingresos por venta de entradas, indumentaria deportiva, derechos de televisión, entre otras cosas, y es por eso que algunas instituciones comenzaron a recortar los salarios de sus jugadores.

En España, uno de los países más afectados donde presentan 135.032 casos confirmados y 13.055 muertes, Barcelona ya acordó la baja de sueldo, mientras que Real Madrid estaría analizando la posibilidad de recortar abruptamente los salarios, principalmente a los futbolistas que cobran fortunas y no son tenidos en cuenta por Zinedine Zidane, entrenador del Merengue.

El conjunto Blanco cuenta con 37 jugadores actualmente en su plantel con los cuales desembolsó un total de 284 millones de euros en sueldos en esta campaña.

Relacionado:  ESTÁ ADVERTIDO: La prohibición del Real Madrid a Gareth Bale

El principal apuntado es el galés Gareth Bale, que en los mercados de pases siempre suena en algún club distinto pero continúa en el conjunto blanco. El delantero cobra unos 29 millones de euros, siendo el mejor pagado de todos, pero juega cada vez menos, por lo que se quieren deshacer de él.

Otro de los apuntados es el colombiano James Rodríguez, que recibe 17 millones de euros y que en esta campaña no tuvo rodaje por las lesiones y por no ser tenido en cuenta por el entrenador.

Relacionado:  (VIDEO) ¡ARDERÁ PARÍS!: El PSG va con todo ante el Real Madrid

Sin estas dos figuras, Florentino Pérez ya contaría con 45 millones de euros extra, cifra que alcanzaría para invertir en el mediocampista francés Paul Pogba, una de las grandes obsesiones que Zidane.

Además, hay otros nombres señalados para vender para alivianar los costos en el club. Está el caso de Mariano, quien cobra 8 millones por temporada y jugó tan solo 65 minutos. Brahim que recibe 7 millones y tiene solo jugado 170 minutos, menos de dos partidos. Odriozola, Achraf, Dani Ceballos, Vallejo. Será un mercado de pases más que movido en Madrid, buscando una renovación total y una optimización de los recursos.