La FIFA está estudiando la creación de un fondo millonario, una especie de Plan Marshall, con el fin de paliar los efectos que la crisis del coronavirus está teniendo sobre la industria del fútbol, según revela The New York Times citando fuentes del organismo que agrupa a todas las federaciones nacionales del planeta.

La FIFA entiende que la gravedad de la situación ha comprometido los ingresos por taquilla, televisión y patrocinio hasta ahogar económicamente a algunos clubes. The New York Times recuerda que esta semana, el MSK Zilina, siete veces campeón eslovaco, se declaró en quiebra, y que la Federación de Uruguay despidió a 400 miembros del personal ante la suspensión de todas las actividades futbolísticas. En España, cuatro clubes de Primera División (Barcelona, Atlético, Espanyol y Alavés y varios de Segunda han anunciado la presentación de un ERTE. En la Bundesliga, los futbolistas están bajándose el sueldo entre un 20% y un 30%. En Italia, equipos como la Juventus ya han pactado recorte de salarios. Y la Premier busca también una rebaja general.

"La FIFA se encuentra en una situación financiera sólida y es nuestro deber hacer todo lo posible para ayudarles en este momento de necesidad", dijo la organización en un comunicado el martes. "Por lo tanto, confirmamos que la FIFA está trabajando en distintas opciones para proporcionar asistencia a la comunidad del fútbol en todo el mundo después de hacer una evaluación completa del impacto financiero que esta pandemia tendrá en el fútbol."

Relacionado:  FIFA implementará el sistema GoalControl en la Copa Confederaciones

La ECA, presidida por Andrea Agnelli, máximo dirigente de la Juventus y que agrupa a 200 clubes, remitió una carta advirtiendo de la magnitud de la crisis: “Nos enfrentamos a una amenaza real existencial. El fútbol está ahora en un punto muerto en nuestros flujos de ingresos, que es de donde pagamos a nuestros jugadores, al personal y otros gastos de explotación. Nadie es inmune. Este es el mayor reto al que nuestra se ha enfrentado jamás".

Ahora, la FIFA quiere tirar de una de las mayores reservas de caja entre los organismos deportivos mundiales y utilizarla para proteger a la industria, a semejanza de lo que han hecho los gobiernos de todo el mundo para intentar frenar los efectos de la pandemia.

Relacionado:  ¡DE LOCOS! Los MILLONARIOS premios por participar en la Copa Confederaciones

Las cifras

Según su último informe anual, publicado el año pasado, la FIFA tuvo reservas en efectivo de 2.740 millones de dólares (2.460 millones de euros). La organización está considerando utilizar parte de esta reserva para auxiliar al fútbol en esta crisis y también está dispuesta a adelantar dinero de los próximos contratos de televisión e ingresos de patrocinio para crear un “fondo de ayuda de fútbol".

Este fondo requeriría la aprobación del Comité Ejecutivo de la FIFA, un grupo de 36 miembros procedentes de las seis confederaciones regionales. El fondo sería administrado de manera diferente a la estructura actual, en que se entregan 6 millones de dólares cada cuatro años a cada una de sus 211 asociaciones miembro, independientemente de su tamaño y de sus necesidades

La FIFA está haciendo una evaluación de los efectos a corto y medio plazo de coronavirus en el fútbol mundial con el fin de averiguar cómo puede ayudar a las asociaciones miembros. El fondo podría proporcionar créditos puente a corto plazo y subvenciones incluso de emergencia. Ahora el debate está en si se atenderán primero las necesidades más urgentes.