El recurso del Manchester City ante el Tribunal del Deporte (TAS) tras ser expulsado de las competiciones europeas por dos temporadas después de ser sancionado por la FIFA por dopaje financiero está congelado. El TAS tiene atasco administrativo como consecuencia de la pandemia y los casos se acumulan en su mesa. La UEFA debe saber antes del próximo 26 de agosto que equipos participarán en la Champions de la próxima temporada.

El City fue expulsado de Europa el pasado 14 de febrero por un período de dos temporadas. La FIFA le encontró culpable de no respetar las normas del Juego Limpio Financiero, asunto en el que además era reincidente. A la exclusión deportiva se le sumó una multa de 30 millones de euros. Pero el club inglés de propiedad árabe recurrió inmediatamente. Una vez que el recurso entró en el TAS la sanción quedó en suspenso, y es posible que obtenga una prórroga al castigo si el Tribunal del Deporte no puede estudiar su caso antes de la fecha ya señalada, la que marca el sorteo de la fase de grupos de la Champions.

Relacionado:  Xabi Alonso, candidato para ser el asistente de Guardiola

El primer ejecutivo del City, Ferran Soriano, ex del Barça, confiaba en que el recurso del City se resolviera antes del verano, confiado en que sus apelaciones podrían impedir la sanción. Ahora, más allá de que mantenga esa esperanza, tiene un plan mejor: exigir legalmente que la sanción no se haga efectiva hasta que el arbitraje del TAS emita un laudo. Eso puede llevar tiempo. No sólo el que se precisará para ganarle la batalla a la pandemia, sino también el que los abogados habrán de emplear en discutir un caso complejo y con un gran foco mediático, como el de la expulsión del Manchester de Europa.

El City, que entrena Pep Guardiola, está disputando la actual edición de la Champions. Tiene que disputar en Inglaterra el partido de vuelta de los octavos de final (1-2 en la ida) frente al Real Madrid y en las apuestas aparece como favorito para superar la eliminatoria. El encuentro está aplazado por el coronavirus, y no parece probable que pueda disputarse hasta bien entrada la primavera. Mientras, ha habido críticas contra la FIFA por comunicar la sanción al City en mitad de la temporada, ya que mientras algunos analistas consideran que eso influirá en su moral, otros entienden que no tiene sentido mantener en Champions a un equipo que va a ser expulsado de la competición la próxima temporada. Pudiera darse el caso surrealista de que el campeón fuera al tiempo el purgado, no pudiendo defender el título. Eso sucedería si el City gana el trofeo, el 27 de mayo en Estambul, y el TAS ratifica la sanción de la FIFA. Si el virus lo permite.

Relacionado:  (VIDEO) Manchester City venció por la mínima y es finalista de la Capital One Cup