Francia se sumó ayer a las medias restrictivas de movimiento por culpa del coronavirus que obliga a los ciudadanos a presentar un certificado oficial para poder moverse por la calle. Unas medidas que con el paso de los días se irán incrementando en un país que ve engrosar de forma rápida su lista de damnificados por el virus que se inició en China (7.652 contagios y 148 muertes).

Obviamente esta medida salpica a los futbolistas, que desde hace unos días se apoyan en las redes sociales para mostrar su día a día. Aunque ayer fue el primer día de cuarentena real, lo cierto es que los jugadores del PSG llevan ya unos días haciendo vida en sus respectivas casas. La mayoría de los jugadores siguen el plan de entrenamiento de hora y media al día impuesto por el cuerpo técnico gracias a bicicletas estáticas o cintas de correr. Pero algo ha llamado la atención de la prensa francesa. Y es que hasta ahora nada se sabía de Neymar, un futbolista que vuelca su vida privada en las redes sociales. Le Parisien sospechaba a primera hora de la mañana que Neymar podría haber subido a su avión privado para regresar a Brasil, donde por ahora el coronavirus castiga menos (321 contagios y una muerte), a pesar de que su última publicación pedía a la gente que no saliera de casa. Y poco después lo ha confirmado L’Équipe: Neymar se ha ido a Brasil antes de que empezara el confinamiento, al igual que su compatriota y su compañero de equipo Thiago Silva, aunque en un principio la esposa del central dijera en su cuenta de Instagram que se quedaban porque no sabía si Thiago volvería a los entrenamientos en unos días, algo improbable al ver lo que avanza el COVID-19. “El virus está en todas partes. Mi marido espera un aviso para volver a trabajar. Ahora mismo estamos aquí muy tristes con todo esto, pero creemos que todo pasará pronto”, decía Isabelle Silva.

Relacionado:  VAN POR MÁS: Hay 16 nuevos acusados en el Escándalo FIFA

El Paris Saint Germain no se lo ha podido negar ya que siempre confió en que los futbolistas se guiaran por las normas que va imponiendo el gobierno de Emmanuel Macron.ç

Otros compañeros

Otros compañeros también quieren compartir su día a día con sus fans desde sus casas de París. Como es el caso de Draxler que pasa tiempo jugando a videojuegos en red o el de Verratti poniéndose a tono y disfrutando de la cocina italiana.

Relacionado:  BAJO INVESTIGACIÓN: La remontada del Barça podría ser un fraude

Le Parisien sospecha que Neymar no es el único caso de jugadores del PSG que han decidido ‘escapar’ a última hora para pasar este duro periodo en sus respectivos países y pide que el PSG haga una comunicación pública para esclarecer todo.