Lionel Messi volvió a dar muestras de su calidad dentro del terreno de juego con el FC Barcelona, esta vez ante el Getafe. El argentino primero arrodilló a un rival a punta de regates.

Minutos después, se inventó un pase de primera para darle en bandeja el primer gol del partido a Antoine Griezmann.

Relacionado:  (VIDEO) SE DEFINE EN LA ÚLTIMA FECHA: Bayern empató y Dortmund ganó en la Bundesliga