Tal y como avanzó Mundo Deportivo en su edición del pasado domingo, la Hacienda española reclama a Neymar casi 35 millones de euros, para ser exactos, 34,68 ‘kilos’. El FC Barcelona ya ha recibido incluso la notificación fiscal para advertirle que cualquier pago que debiera afrontar con el jugador brasileño no acabaría en las cuentas de este sino en las del erario público.

Relacionado:  Passarella podría ir a prisión por administración fraudulenta en River Plate

De esta manera, si el Barça o el Real Madrid acabaran fichando a Neymareste verano, los primeros ingresos correspondientes a su salario hasta llegar a esos casi 35 millones de euros serían automáticamente embargados en caso de que el futbolista no los devuelva antes aceptando las rectificativas del fisco. Y no solo eso, en caso de que Neymar ganara la demanda que tiene interpuesta con el Barça desde 2018 reclamando alrededor de 30 millones de su prima de renovación, tampoco ingresaría esa cifra sino que sería para Hacienda. Todo ello complica su regreso al fútbol español.

Relacionado:  Dardo de Pepe al madridismo: "Teníamos que automotivarnos..."