El Arsenal de Unai Emery es una montaña rusa. Capaz de lo mejor y de lo peor, en Bielorrusia ofreció su versión más decadente y cayó por la mínima merced a un tanto de Dragun que obliga a los ‘gunners’ a remontar la eliminatoria en el Emirates Stadium si quieren estar en los octavos de final de la Europa League.

Sorprendió Emery dejando en el banquillo a jugadores tan habituales en su esquema como Leno, Lucas Torreira o Aubameyang. Debió de pensar el técnico de Fuenterrabía que el BATE no era para tanto, pero se equivocó de cabo a rabo.

Quizás la historia pudo haberse escrito de otra manera si Lacazette, a los dos minutos, hubiera materializado el mano a mano que dispuso con Scherbitsky. Al francés, sin embargo, se le hizo de noche ante el meta bielorruso y a partir de ahí los discípulos de Aliaksei Baha comenzaron a crecer exponencialmente.

Relacionado:  DE VISITANTE: Tottenham logró clasificar a la Europa League

Tanto es así, que al filo del descanso el BATE consiguió abrir la lata del partido en una falta lateral botada por Stasevich que Dragun remachó al fondo de las mallas con un testarazo inapelable tras ganar la partida por arriba a su pareja de baile.

Tras el descanso el Arsenal echó toda la carne al asador y Lacazette creyó devolver las tablas al marcador antes de que el juez de línea levantara la bandera y anulara el tanto por posición antirreglamentaria del delantero ‘gunner’.

Relacionado:  (VIDEO) Nacional pasó a Chapecoense y jugará con Banfield

Viendo que el partido se le complicaba, Emery decidió mover ficha e introdujo en el campo a AubameyangTorreira Denis Suárez. El exazulgrana todavía no ha conseguido ser titular con su nuevo equipo nunca desde que llegó, pero la verdad es que siempre que salta al campo aporta algo distinto a sus compañeros. Lo hizo contra el Manchester City en el Etihad y también ante el Huddersfield.