El fútbol ecuatoriano ayer vio como la Liga Profesional dio un mensaje. El organismo que fue recientemente creado por los clubes de la Serie A y B dio un golpe en la mesa dirigido a la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Primero con la baja de uno de los proyectos estrella que la FEF pensaba enarbolar para finales de este año y el 2019 alegando desconocimiento de como se obtendrán recursos y otras cosas como las fechas de disputa.

La Copa Ecuador era el torneo que deseaba la FEF para así tener un ingreso extra tras la salida del Campeonato que pasó a manos de la Liga.

Posteriormente, decidieron llamar la atención a la FEF por el tema de los derechos de TV donde los mismos que apoyaron de manera férrea la llegada de GOLTV al país pese a todo el conflicto legal hagan un llamado público a que se revise las cuentas de los ingresos de FEF recibidos hasta el momento y además le ponen el ojo a apenas dos millones de dólares que le dio como anticipo la empresa del uruguayo Paco Casal.

Relacionado:  Álex Bolaños "De lo que sé, voy a jugar acá"

Cabe recalcar que otro de los puntos a tomar en cuenta es que se apuntó a la FEF por el tema de evitar firmar contrato alguno a meses de las elecciones al directorio que son en el mes de enero.

Particularmente llama la atención que quienes pidan esto son los mismos que a inicio de año dieron todo el apoyo a la Federación para que firme con GOLTV por 10 años y que puede ser renovado a 20.

Relacionado:  #DatoSF La gente eligió: Bauza es el preferido para la Tri

Esto da a entender que ahora la Liga tiene la sartén por el mango en el fútbol ecuatoriano. Inclusive algunos de sus miembros no descartan el hecho de que exista algún candidato de ellos en las próximas elecciones de la FEF para así hacerle frente a un eventual candidato de las asociaciones.

Así que cada paso que se dará será como una partida de ajedrez en la política del fútbol ecuatoriano que en los próximos meses va a estar más activa que nunca por la búsqueda de la presidencia de FEF.