La ceremonia de clausura del Mundial contó con Will Smith como gran protagonista y estrella. El artista interpretó junto a Nicky Jam y Era Estrefi la canción oficial del Mundial, ‘Live it up’, en un acto con mucho colorido que reflejó la alegría y el entusiasmo que han demostrado los rusos con su torneo en el último mes. Ronaldinho tocó unos bongos y fue el representante de las Leyendas de la FIFA en la ceremonia, que duró en torneo a media hora.

Relacionado:  #Rusia2018 TODO UN PROBLEMA: El dilema de la AFA si decide despedir a Sampaoli

En torno a 800 personas participaron en el acto, producida por Channel One, y dirigida por Felix Mihailov. DJ Smash y Aida Garfullina se encargaron de poner la música. Además de ‘Live it up’, Nicky Jam interpretó Equise. Aida Garifullina también cantó el famoso Kalinka. Todo ello en un gran escenario dorado montado sobre el césped del Luzhniki.

La ceremonia concluyó con la entrega de la copa por parte de Philliph Lahm, quien fuera capitán de Alemania en el Mundial de 2014. Junto al exfutbolista, saltó al césped la supermodelo Natalia Vodianova. Ambos extrajeron el trofeo de la urna especialmente diseñada por una marca famosa de bisutería francesa. Lo que a continuación vino fue la entrada de los equipos al césped y por lo tanto el comienzo de la gran final.

Relacionado:  Maradona: "Argentina no sabe a qué juega"

Texto de Aritz Gabilondo Blog para Diario AS