El Manchester City de Pep Guardiola es un equipo diseñado para luchar por todos los títulos, pero más allá del empeño del de Santpedor en hacer que funcionen todos los engranajes de su plantilla, no se puede decir que el músculo financiero del macroproyecto ‘citizen’ tenga su innegable influencia en ello, teniendo en cuenta, por ejemplo, que en la contratación de los defensas y porteros de su actual plantilla se ha gastado nada más y nada menos que 400 millones de euros.

A falta de la confirmación oficial de su fichaje, el último en sumarse a la disciplina de Pep Guardiola será Aymeric Laporte, que llegará al Etihad Stadium procedente del Athletic Club previo pago de los 65 millones de euros de su cláusula de rescisión además de 5 adicionales en concepto de derechos de formación. Con esto, el francés pasará a ser el segundo defensa más caro de la historia del fútbol mundial, por detrás tan solo del holandés Virgil Van Dijk y los casi 80 ‘kilos’ que desembolsó el Liverpool al Southampton hace unas semanas.

La inversión en Laporte es la cuarta por encima de los 50 millones de euros que afronta el Manchester City con el objetivo de convertir su meta en un muro infranqueable. De entre los 10 efectivos (sumando los dos porteros y ocho defensas con Laporte) que Pep Guardiola podrá alinear en lo que resta de temporada, el primero en llegar al City fue el belga Vincent Kompany. Lo hizo en 2008, a cambio de 8,5 millones para el Hamburgo en el verano que se puede considerar como el inicio de lo que es hoy este macroproyecto, con los 43 ‘kilos’ desembolsados al Real Madrid por Robinho como primera inversión estratosférica de los ‘citizen’.

Relacionado:  City: Aproximadamente 2 meses para conocer la resolución del TAS

Dejando al capitán a parte, el resto han llegado en el definitivo despegue del club. Por Eliaquim Mangala se pagaron en 2014 30,5 millones al Porto, y un año más tarde, 44,6 viajaron de Manchester Valencia para que Nico Otamendi se uniese a la plantilla entonces dirigida por Manuel Pellegrini.

Guardiola ha invertido 317,10 millones en defender a su City

Pero la verdadera locura en cuanto a fichajes para estructurar una muralla en la retaguardia ha llegado con Pep Guardiola en el banquillo. De cara a configurar el equipo para la temporada 2016/17, la primera del de Santpedor como técnico ‘citizen’, se pagaron 18 millones al Barça por Claudio Bravo y 55,6 al Everton para convertir a John Stones en el defensa más caro hasta entonces.

Relacionado:  United dará a Pogba si le dan a Kross y Bale

Y si esto ya se antojaba como una salvajada, se queda en migajas comparado con el festín del desembolso realizado este curso: 30 para el Real Madrid por Danilo, 40 para el Benfica por el arquero Ederson, 51 para el Tottenham por Kyle Walker, 57,5 para el Mónaco por Benjamin Mendy y ahora 65 para el Athletic Club por Aymeric Laporte.

En total, nada más y nada menos que 400,7 millones de euros (sin los 5 de Laporte por derechos de formación) que convierten sin lugar a dudas a la defensa ‘citizen’ en el ejército futbolístico de retaguardia más caro de todo el planeta fútbol.

El coste de los porteros y la defensa del Manchester City

Aymeric Laporte: 65 millones de euros

Benjamin Mendy: 57,5

John Stones: 55,6

Kyle Walker: 51

Nicolás Otamendi: 44,6

Ederson: 40

Eliaquim Mangala: 30,5

Danilo: 30

Claudio Bravo: 18

Vicent Kompany: 8,5