Dos golazos y una remontada. Así transcurre la trama que, en su final, tiene a Diego Simeone y al Atlético de Madrid felices. En el Vicente Calderón, el local venció 3-2 al Celta pese a que iba perdiendo 2-1 a los 40 minutos del complemento. El primer tanto del conjunto madrileño, convertido por el Niño Torres, fue de otro planeta.

Corrían apenas 10 minutos de la primera etapa y el Atlético de Madrid perdía ante el Celta por un gol de Cabral. Pero apareció el Niño Fernando Torres con una joya y puso el 1-1 en el Vicente Calderón. Veinte minutos más tarde, el propio Torres estrelló un penal en el travesaño.

El gol de Cabral, a los 5 minutos, había llegado por un error del arquero Miguel Moya, que rechazó defectuosamente un córner, y le dejó la pelota servida al zaguero argentino, que puso la cabeza y la mandó al fondo del arco.

El local pudo haber desnivelado a la media hora, cuando se produjo un discutido penal sobre Yannick Carrasco que Torres estrelló en el travesaño. Fue el sexto penal errado por el Atlético esta temporada en nueve intentos.

El Celta pudo irse con ventaja al descanso con un remate de Jozabed que se estrelló en un palo.

La segunda parte tuvo al conjunto visitante como dominador durante 33minutos. Justo hasta que el sueco John Guidetti marcó el gol que le daba al Celta el triunfo. Fue entonces cuando se produjo la reacción del Atlético y el repliegue visitante en unos minutos vibrantes. Carrasco empató a los 86 minutos con una espectacular volea desde fuera del áreay justo después llegó el tanto del triunfo local, anotado por Antoine Griezmann en plenoéxtasis de juego atlético. El conjunto de Simeone Se mantiene así la cuarta posición de la Liga españolacon 42 puntos, unopor encima de la Real Sociedad. Y a seis del Real Madrid, que tiene dos encuentros menos.

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol - Panelista de Futboleros por Radio I99