Este viernes en el Congreso Ordinario de la FEF, se aprobó una regla inédita en el fútbol ecuatoriano que beneficiará al campeón de la serie B con la posibilidad de pelear por un cupo a una copa internacional.

Tras someterse a votación donde participaron los dirigentes de los distintos clubes de la Serie A y Serie B se aprobó que; en el 2018, el ganador de la Serie B jugará un repechaje con el 8vo de la A por un Cupo a la Copa Sudamericana Sudamericana.

Relacionado:  "Villacís se ha portado a la altura en esto de la Liga Profesional"

Estos equipos jugarán una definición luego del término de ambos torneos y el que resulte el ganador de esta llave se quedará con el cuarto cupo a la Copa Sudamericana, a diferencia del 2016, donde clasificó el octavo lugar de la Serie A de manera directa para disputar este torneo.