Los horarios de la Premier han conseguido poner de acuerdo a José Mourinho y Pep Guardiola. El entrenador del Manchester City arremetió contra los responsables de la liga inglesa por programar su partido ante el Burnley abriendo la jornada de la Premier el sábado a mediodía, menos de 72 horas después de su compromiso de Champions en Mönchengladbach.

"Si te dicen que tienes que venir y jugar a las 12:30, tienes que hacerlo. ¿Qué puedo hacer? ¿Llamar a la FA? No. ¿Va a cambiar algo? No. Si pierdes, felicitas al Burnley", dijo Pep, que apostilló que no es "alguien que se queje mucho".

Relacionado:  VARIOS GRANDES se fijan en un 'Chiquito'

Pep se sumó a las tesis de Mourinho, que en septiembre calificó los horarios de la Premier de "regalo envenado". "Tenemos que jugar el lunes [con el Liverpool], luego el jueves [Europa League] y luego en Stamford Brigde el domingo", decía en su momento el técnico del Manchester United.

Guardiola, no obstante, reconoce que en la cuestión de los horarios "no somos los únicos, les ocurre a otros equipos" y señaló la necesidad de ajustar el calendario en consideración con los equipos que juegan competición continentar. "Lo que ocurre después de jugar en Europa con los clubes ingleses en Europa es algo que tenéis que analizar vosotros mismos. No es mi problema", dijo Pep.

Relacionado:  (VIDEO) ENTRE LOS LÍDERES: Gran victoria del Liverpool

Un argumento que Mourinho ya defendió a principio de temporada en una entrevista en el Daily Mail: "La Premier League crea una situación difícil para los clubes. En este país la competición doméstica siempre va por delante y las instituciones lo dejan bien claro. No te protegen con algo que puede ser cruciar como 24 ó 48 horas más de descanso".