Barcelona y Emelec son dos de los máximos favoritos para quedarse con la primera etapa del campeonato nacional 2016. Ambos clubes tienen grandes planteles con jugadores de gran valía y, seguramente, batallaran por ganar un cupo a la gran final.

Sin embargo, como en el fútbol siempre se busca la perfección, los clubes del Astillero buscan compactar su equipo con dos grandes contrataciones para su ofensiva. Jonathan Álvez y Denis Stracqualursi son los goleadores contratados.

En el equipo de Guillermo Almada, -quizás-, las necesidades de refuerzos pasa por la zona defensiva, no obstante en la delantera la sola aparición irregular de Ismael Blanco como centro delantero también es punto de preocupación. Está claro que el argentino necesitaba competencia o alguien que lo complemente para poder volver a su nivel.

Relacionado:  Alfaro y lo que pasaría con Álvez: "No tenemos que gritarlo a los 4 vientos"

Álvez jugador controversial pero a su vez con gran dosis de calidad llega a aportarle mucha fuerza a la delantera canaria. Su potencia, su velocidad para encarar en el área chica y frialdad para definir gustan al barcelonismo que lo ven como el goleador que necesitan para caminar por este largo camino.

En la vereda del frente la salida de su máxima figura, Miller Bolaños, debilitó su ofensiva, que rápidamente será reforzada por un viejo conocido, por ‘Tracagol’, el delantero que encantó con sus goles a toda la hinchada azul en el 2013.

Relacionado:  ¿Cómo debe alinear Barcelona? // Por Vito Muñoz

Stracqualursi llega con la gran aprobación del técnico Omar De Felippe que nunca satisfizo sus necesidades arriba con Emannuel Herrera y ahora buscará que exLanús le solucione ese problema.

¿De qué depende esto? De su rápida adaptación y de insertarse en una cadena que premia a los valientes que explotan sus virtudes y entienden que los momentos no se pueden dejar pasar.