Emelec tenía contra las cuerdas a Liga de Quito, le dio tres golpes de nocaut, lo tuvo a punto de mandarlo a la lona, pero, al final, los blancos lograron levantarse, anotar un gol para descontar y ahora solo tendrán dos de desventaja el domingo, en el partido de vuelta de la final de Campeonato Ecuatoriano en el estadio Casa Blanca.

En la ida, desde el comienzo el conjunto azul circuló rápido la pelota y cambió permanentemente su orientación, para abrir huecos en el doble cuarto de Liga. Apretó fuerte en el medio, para obligar al error del visitante y le conectó tres mazazos, de los cuales, -con poco-, se pudo reponer la gente quiteña. Liga se vio muy estirado por momentos y sus intentos de presión fallaron; por grandes momentos no pudo recuperar el balón en buenos términos, lució nervioso y acabó ahogado en el tsunami que le planteó Emelec, pero, encontró su luz en el camino.
En el final de la segunda parte, del duelo que se disputó en Portoviejo, ya fue un partido más parejo, más parecido a una final. El penal atajado por Alexander Domínguez y el gol de José Cevallos tuvieron mucho que ver. Estas acciones terminaron mermando los festejos azules y pusieron cierta dosis de incertidumbre para el encuentro de vuelta.
El buen desarrollo en el trámite de la final de IDA tuvo mucho que ver con una figura excluyente. Se trata de Ángel Mena, futbolista que dio un pase gol y anotó los otros dos tantos. Pero más allá de eso, su forma de jugar a la pelota fue principalmente la virtud que lo destacó. El extremo involucró sustancialmente a sus compañeros y guío a su equipo incluso cuando perdían la brújula.

Relacionado:  CON TODO EN HUÁNUCO: "No existe rival pequeño"

Las series de eliminación no dan segundas oportunidades; un mal partido y se termina todo. Liga de Quito debe de saberlo. El equipo que dirige Luis Zubeldía debe reinventarse por completo para conseguir dos goles y no dejar que le marquen. Mientras Emelec tiene todo en sus manos: resultado y mejor juego. Su anhelado Tricampeonato parece estar cerca, sin embargo será clave no exceder su confianza, los comandados por Omar De Felippe deberán mantener los pies sobre la tierra y sobre todo no renunciar a su tan destacado ADN futbolístico.
¿Quién se impondrá? ¿Liga volverá a campeonar tras cinco años? ¿Emelec ampliará su hegemonía por tercer año consecutivo?… Se nos avecinan 90 minutos de frenesí y fútbol.

Relacionado:  EL DETALLE: Así se jugarán los partidos preparatorios del Emelec