El Chelsea sigue sin levantar su fútbol y esta vez cayó por 3-1 en su visita al Everton por la quinta fecha de la Premier League. Naismith quien entró a los 9′ por lesión de Besic, marcó un triplete que nunca olvidará el técnico ‘blue’ José Mourinho.

La primera mitad fue un desastre para el Chelsea que pese a tener una buena plantilla sigue sin encontrar el juego colectivo que le permita mostrar efectividad.

Everton desnudó las falencias defensivas que tienen los ‘blues’. A los 9′ comenzó la pesadilla para José Mourinho con el ingreso de Naismith tras dejar el campo Besic.

Relacionado:  Guardiola: “No nos rendimos”

A los 17′ el dueño de casa pudo gritar su primer gol en el Goodison Park. Centro de Galloway de izquierda a derecha y Naismith de cabeza vence el arco ‘blue’.

Mourinho no lo podría creer al ver a su equipo sin reacción. A los 22′ llegó el segundo ante la pasividad en la marca del Chelsea. Una vez más Naismith tuvo todo el tiempo del mundo para acomodarse y sacar un buen disparo que logro vencer desde lejos el arco de Begović.

Con dos goles encima, Chelsea recién se dio cuenta que estaba jugando y ante los pocos espacios en el área para disparar, Matic desde lejos anotó un golazo que le dio el descuento a los ‘blues’.

Relacionado:  "Reanudar la Premier es absurdo, lo mejor es coronar al Liverpool"

Ya en el complemento, Everton pudo liquidar el partido. Lukaku tuvo dos disparos que Begović pudo quitarle la etiqueta de gol.

A los 82′ el sueño de empatar el partido se acabó para el Chelsea que de nuevo se mostró debil en defensa. Naismith tras recibir en el área, de derecha, casi sin ángulo anotó su triplete.