El defensor central Sergio Ramos afirmó, en la previa de la final del Mundial de Clubes , que Real Madrid es el "equipo de Dios", antes de enfrentarse a la formación favorita del Papa Francisco, San Lorenzo .

"El otro día nos sorprendimos desde el calentamiento por cómo estaba el estadio apoyando. Notamos el apoyo de la afición como si estuviéramos en casa. Eso resume la grandeza de este equipo. Es el equipo de Dios, el equipo del mundo", afirmó el central andaluz, en duda para la final por una sobrecarga en el muslo de la pierna izquierda.

Instantes antes, Ramos había sido preguntado por el hecho de que San Lorenzo sea el equipo preferido del Papa Francisco y si eso podía suponer alguna ayuda divina, algo que se tomó con humor.

"Soy cristiano, pero también creo que en el fútbol eso no suele servir de mucho", aseveró.

"San Lorenzo es un equipo argentino y los argentinos viven el fútbol de una manera intensa, es lo bonito, que cada cual defienda a su equipo. Yo como madridista tengo que luchar por lo mío y lo vamos a intentar. Sea o no el Papa de San Lorenzo, vamos a intentar llevarnos el título", dijo.

Relacionado:  Higuaín empieza despedirse de la Juventus y tendría nuevo destino