El presidente de FC Barcelona, Sandro Rosell, presentó su dimisión irrevocable en una reunión de urgencia con sus directivos en el Camp Nou.

Como se recuerda, se vio envuelto en una presión mediática a raíz de que se conociera que el fichaje de Neymar no costó 57 millones, sino 40 más de los que había declarado, por lo cual, todo hacía pensar que había realizado algunos acuerdos clandestinamente.

“Pienso que mi etapa ha terminado aquí”, indicó Sandro Rosell en una conferencia de prensa.

El cuadro azulgrana ya tiene a un nuevo presidente, Josep Maria Bartomeu, quien hasta este momento fue el vicepresidente deportivo. “El futuro del Camp Nou, nuestra gran apuesta patrimonial, seguirá siendo una prioridad”, indicó.