En la misma rueda de prensa donde Pablo Palacios ha pedido disculpas por su accionar que lo llevó a tener 4 meses de suspensión, el gerente de Universidad Católica, Oswaldo Paredes, habló sobre lo que hará el club.

Primero, el apoyo incondicional al jugador, lo segundo evitar una sanción que puede llegar a parecer exagerada.

“El martes estuve en la reunión de la Comisión de Disciplina por la importancia que tiene este evento en la estructura de nuestro club, no hubo informe del árbitro o del comisario de juego, se actuó de oficio viendo el video y ese video deja muchas cosas subjetivas a tomar en cuenta, la decisión de Pablo no es justificable, pero es una reacción a una serie de improperios y maltratos durante el partido y de eso puedo dar fe yo que estuve presente” mencionó el directivo camarata

Revivió el momento en el que se injurió al jugador de la Católica, pero también recordó el limpio historial de Palacios en el fútbol “en el momento del cambio se le gritó de todo, yo ya apelé al conocimiento del profesionalismo que ha tenido Pablo, no ha sido conflictivo tampoco ha estado involucrado en situaciones así, el ambiente que se vivió fue hostil, no es justificable pero todos somos humanos y podemos perder la paciencia”

“Presentaremos una apelación ya con asesoría legal, para eso deberíamos esperar la sanción para ver la base legal de la misma, pediremos una reducción de la sanción debido a que el tema fue subjetivo y adicionalmente a eso poner en conocimiento que Pablo debe seguir jugando fútbol, vive de esto y hay una afectación a él como persona y a nosotros como club, haremos lo que corresponda y presentaremos la apelación y las disculpas ante la Comisión para tener cuanto antes una revisión a la sanción… Esperamos que sea la menor cantidad de partidos posibles, si es solo de 1 mes, que sea solo de 1 mes” culminó

Relacionado:  Ajax de Holanda, interesado en Jordan Sierra