COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

La relación entre el centrocampista alemán, Toni Kroos, y el técnico blanco, Zinedine Zidane, está más fría que nunca, y es que el jugador ha pasado de ser indiscutible en el once del francés a estar sentado en el banquillo más tiempo de lo acostumbrado.

Kroos no ha jugado los 90 minutos en dos de los tres últimos enfrentamientos del Real Madrid. El último choque fue el domingo en el Benito Villamarín, cuando Zidane decidió en el minuto 69 y con 1-1 en el marcador que debía ser sustituído por Mariano. Kroos se marchó del césped con rostro serio y evitando el contacto visual con su entrenador.

Te podría interesar:   "El Real Madrid quería a Antonio Valencia, fui la segunda opción"

Sus suplencias o cambios empezaron el 1 de febrero en el derbi ante el Atlético de Madrid. En ese partido, Zidane sustituyó a Kroos en el descanso para dar entrada a Vinicius Jr.

Tanto en el derbi contra el Atlético de Madrid como en el partido ante el Betis, coincidieron en el once inicial Modric y Kroos y en ambas ocasiones fue el alemán quien abandonó el verde para dar entrada a un jugador que pudiera revolucionar el partido en ataque.

Te podría interesar:   Kane da ‘esperanzas’ al Real Madrid

Pero sus suplencias no se producen solamente en la competición doméstica, sino que sorprendentemente en el partido de ida de los octavos de final ante el Manchester Citytampoco fue titular. Además, tras el duelo, el centrocampista mantuvo una pequeña charla con el que fue su entrenador en el Bayern de Múnich, Pep Guardiola. En el partido de fase de grupos ante el Brujas fue suplente porque el Real Madrid ya estaba clasificado para los octavos.

A pesar de las suplencias mencionadas, continua siendo una pieza clave en el once de Zidane. Por lo que hace a la Liga, solo se ha perdido un partido por lesión y ha sido titular en 23 de los 27 partidos disputados. La suplencia ante el equipo inglés en competición europea fue inesperada, ya que no era suplente en Champions en un partido de esta relevancia desde el 6 de marzo de 2018, cuando el Real Madrid jugaba la vuelta de octavos contra el PSG. Es más, en esta ocasión, Kroos volvía de una lesión.

Te podría interesar:   Messi anuncia que la plantilla del Barça acepta rebajar su sueldo