COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Esteban Paz, directivo de Liga Deportiva Universitaria de Quito, conversó con los colegas de LA RED ECUADOR acerca del futuro de los ‘albos’ cuando él y su papá ya no estén en la dirigencia del club.

«Los inconvenientes que tenemos con la directiva del club de Liga puede traer problemas a futuro. Además, algunos socios de Liga critican a mi padre, cuando él fue el creador del Country Club del equipo, hizo el estadio y así siguen hablando mal de Rodrigo Paz, dicen que es un dictador», comentó.

Te podría interesar:   Pool Gavilánez aclara: "Cuando juegas bien, el gol llega como consecuencia de eso"

Luego, agregó: «Los socios de Liga de Quito no son los dueños del equipo, son solo socios, los dueños somos todos, los hinchas, los que tiene suite, los que van al estadio, ellos son los dueños de Liga».

«Me preocupa mucho el futuro de Liga de Quito, nosotros tenemos cuatro años más al frente del equipo, pero luego de eso no sabemos que vaya a pasar», agregó.

Te podría interesar:   (VIDEO) Repetto: "Hay que estas preparados para jugar finales"

«Yo no tengo ningún problema de encarar a Guillermo Romero y decirle las cosas que pienso, él sabe todo lo que hablamos y lo que pidió en las reuniones previas a firmar el convenio», reveló.

Después, acotó: «Guillermo Romero quiso quedarse con el equipo pero no pudo, todo lo que dijo no le salieron las cosas, buscó inversores extranjeros y como no se dio, todo hizo al apuro para entregarnos nuevamente el equipo».

Paz prosiguió: «Si quieren que les entreguemos el equipo lo podemos hacer mañana mismo, vamos al banco y cambiamos las firmas que están allí y que se queden con el club».

Te podría interesar:   "Pusimos a A. Valencia en la posición que debe estar"

Finalmente, Paz declaró: «Guillermo Romero es un mediocre a carta cabal, cuando fue vicepresidente de Carlos Arroyo, nunca aportó con nada, con ninguna idea, con ningún proyecto. Él quiso presidir el club solo para que le digan presidente, para alimentar su ego».

Nota de: Víctor Loor Bonilla