COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

En su regreso al Estadio Capwell, Esteban Dreer, leyenda viviente del Club Sport Emelec, no pudo contener las lágrimas tras recibir un merecido reconocimiento por parte de la hinchada en la ‘Explosión Azul’.

Al salir para hacer el trabajo de calentamiento con la camiseta de LDUP, los aficionados lo recibieron con un ovación a la voz de «Olé Olé Olé Olé Rifle…. Rifle…». La emoción en el portero fue tal que no pudo contener las lágrimas.

Te podría interesar:   "Jugadores no entienden de reducción de sueldos, ni pagar impuestos les gusta"