COMPARTIR:

Fuente: TNT SportsBoc

El mercado de pases en el fútbol argentino comenzó un poco antes este año. Ayer se confirmó que Exequiel Palacios se irá al Bayer Leverkussen mientras que en las últimas semanas el nombre de Paolo Guerrero comenzó a sonar fuerte como posible refuerzo de Boca.

Tanto Angelici como Riquelme reconocieron que se contactaron con el futbolista del Inter de Porto Alegre aunque hasta ahora el propio delantero no había hablado. Quien si dio algunos detalles de estos contactos fue su representante y abogado, Francesco Balbi.

«A Paolo le encantaría ir a Argentina, a Boca sobre todo. Sin embargo, él pertenece a Internacional y sin transferencia o pago de resolución de contrato es imposible que salga. Sé que la gente de Boca se puso en contacto con la del Inter, pero aún no sucedió nada, fueron simples preguntas», reconoció Balbi.

Te podría interesar:   (VIDEO) EN LA TIERRA DE MARADONA: Messi y un cálido y masivo recibimiento en Nápoles

El atacante de 35 años tiene contrato hasta 2021 y una cláusula de salida de 4,5 millones de dólares, un número alto pero posible para la «billetera» del Xeneize. Sin embargo, el representante del goleador se mostró cauto ante una posible transferencia, no solo por las elecciones que definirán al nuevo presidente de la institución (y en parte la política del mercado de pases) sino también por la situación económica de la Argentina y la devaluación de la moneda local. «Respecto de Paolo, más allá de querer, él también va a ver muy de cerca la posición económica de su salario, porque lógicamente tampoco se va a salir de un contrato que es sumamente cuantioso y por tres años de duración, por simplemente cumplir un sueño. Él es padre de familia y anda muy cómodo en Porto Alegre», agregó el abogado.

Te podría interesar:   "De Rossi era como un abuelo en Boca... tenía miedo que le dé un infarto"

Finalmente, Balbi dio algunos indicios de los deseos de Guerrero y en diálogo con Super Deportivo Radio aseguró que «hay elecciones en Boca, y por más que Paolo tiene un cierto cariño por un exjugador que ambos conocemos bien, él respeta a la institución, y espera que una vez terminado los comicios, se sienten a negociar de forma más definitiva». Y cerró destacando que «son tres puntos fundamentales: Boca-Inter, Boca-Paolo y esperar las elecciones. Mientras tanto, la información transita más rápido que la misma realidad, y, o se está haciendo campaña política con su nombre, o se esta rumoreando de más. Él feliz de ir a Boca, pero hay que esperar». Clarito.

Te podría interesar:   ¿River - Boca en Turquía?