COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El estadio El Campín de Bogotá se convirtió en el primer escenario de Colombia en acoger a una de las leyendas del fútbol mundial que le dice adiós al deporte rey. El brasileño Ronaldinho fue la estrella de la noche capitalina que contó con más de 18.000 espectadores.

Vistiendo la camiseta ’10’ de Independiente Santa Fe, el astro brasileño no paró de deslumbrar a los aficionados que asistieron al máximo escenario de fútbol de la capital que tuvieron la fortuna de ver sus gambetas, sus habilitaciones en el medio campo y su visión de juego.

Te podría interesar:   (VIDEO) ¡NO AL RACISMO! La celebración de gol de Holanda que da la vuelta al mundo

A pesar del retraso para llegar al Campín, Ronaldinho salió al campo de juego saludando a todos los aficionados acompañado de varios niños que no querían perderse la oportunidad de salir de la mano de la figura mundial.

Y es que muy rápido en el partido el club ‘cardenal’ se puso ventaja gracias a un gol de Camilo Charri tras un cabeza en el área después de un cobro de tiro esquina sobre los primeros tres minutos de partido.

Te podría interesar:   TV confunde a un futbolista con un detenido por narcotráfico

Pero sin lugar a duda la jugada que pagó la boleta llegó al minuto 33 del juego cuando Ronaldinho recibió una pelota en el medio campo y filtró la misma en una diagonal exquisita al jugador José Luis Caicedo que solo tuvo que empujar el balón al fondo para 2-0.

Por supuesto los niños también se robaron el show cuando dos de ellos ingresaron a la cancha buscando un abrazo de uno de sus ídolos a quienes el brasileño recibió con una sonrisa.

Te podría interesar:   EN EL 2006: La amenaza de Makelele a Ronaldinho