COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

El FC Barcelona presentó este jueves sus alegaciones al Comité de Competición donde trasladó que no aceptaba la opción de jugar el primer Clásico de Liga de esta temporada en Madrid con motivo de las manifestaciones en Barcelona.

El club azulgrana, en su escrito, relató los motivos por los que no acepta el cambio propuesto de invertir el orden de los Clásicos para garantizar su normal desarrollo.

Te podría interesar:   Neymar sigue provocando división interna en el Barça

Cabe recordar que LaLiga instó a que se produjera esta modificación debido a los actos previstos para el 26 de octubre, día en que se debe disputar el partido entre azulgrana y madridistas.

A lo que no se ha negado el FC Barcelona es al aplazamiento del partido. Que el Barça-Madrid se dispute el 18 de diciembre es una opción a tener en cuenta actualmente, y en este sentido el Barça no se ha mostrado contrario.

Te podría interesar:   "Neymar siempre será una opción para el Barça"

Una vez recibidas las alegaciones de todas las partes, el propio Comité de Competición decidirá qué hace con el partido en cuestión. Una determinación que incluso podría producirse este mismo jueves.

Cabe recordar que un evento del calado de un Barça-Madrid requiere una planificación previa de cientos de profesionales y de miles de espectadores, con lo que el resultado definitivo debería producirse cuanto antes para poder facilitar la labor de profesionales y aficionados.

Te podría interesar:   'Kike' Saverio fue titular en la victoria del Barça