COMPARTIR:

Fuente: Diario Olé

Las polémicas arbitrales suceden en todas partes. Pero en el norte de Brasil, ante un penal dudoso, se lo tomaron de modo personal y decidieron hacer algo al respecto…

El Paysandú, aquel rival de Boca en la Copa Libertadores 2003 que ahora deambula por la Serie C de su país, quedó afuera de los playoffs por el ascenso gracias a ese fallo arbitral y desde el Municipio de Belem, su ciudad, tomaron cartas en el asunto.

Te podría interesar:   Cabañas, a 10 años de ser baleado: "Perdono al tipo que destruyó mi carrera"

A pedido de un concejal del Partido Republicano Brasileiro, decidieron declarar al juez Leandro Vuaden "persona no grata" en el ayuntamiento. Tore Lima, el denunciante, declaró que "la prensa nacional ha publicado historias en las que todos, excepto los ex árbitros y comentaristas deportivos, han declarado que Paysandú fue literalmente robado". Incluso, fue más allá: "Se discrimina al estado por ser de la Región Norte".

Te podría interesar:   Extraño caso en la FA Cup

El árbitro sancionó un penal en el minuto 96 para Náutico, que empató 2-2 el partido y llevó la serie a la definición desde los 12 pasos, donde eliminó a Paysandú. Fue tal la sensación de despojo del equipo de Belem que pidió a la Corte Superior de Justicia Deportiva que revise la situación y el encuentro vuelva a disputarse, decisión que se tomará este viernes por sí o por no.

Te podría interesar:   Marco Segura no puede caminar y atraviesa un complicado estado de salud

Aunque no todos en Pará, la región que alberga a Belem, están enojados. El Club Remo, rival del Paysandú, festejó la eliminación de su clásico y sus hinchas ¡llevaron gigantografías del árbitro a la cancha! Villano para unos, ídolo para otros.