COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Daniel Viteri, arquero de Guayaquil City FC, conversó con la periodista María José Flores para TARJETA DORADA acerca de varios temas: su carrera, su posición de arquero, su llegada al ‘Equipo de la Ciudad’, entre otras cosas.

Actualmente, ‘El Mono’ es titular y le ha convenido, pues justamente el club guayaquileño mejor en su rendimiento colectivo y sacaron resultados interesantes, a tal punto que pelean ingresar a los play-offs.

Pero inició como titular, ante eso opinó: “Es una rivalidad diferente que un jugador de campo, porque el central puede jugar de 5, de marcador, en línea de 3. Los volantes también pueden jugar en varias posiciones y buscar su espacio. El arquero es uno solo, tapas o tapas”.

Te podría interesar:   SOBRE EL FINAL: Emelec remontó ante Guayaquil City

Luego, agregó: “A veces debes esperar a que esté en un mal momento o que se lesione o expulse. Solo así. Yo debo mostrarme bien en entrenamientos y demostrar que estoy en mejor momento. Pero si ya no me toca jugar, siempre ver la manera de aportar. Al que juegue, desearle el mayor de los éxitos. No hay que ser egoísta”.

Te podría interesar:   POR PRIMERA VEZ EN CANCHA: América venció a Guayaquil City

Contando su llegada al City, expresó: “Vine en circunstancias especiales. Estaba en la B, peleaba por subir. Pero no estaba cómodo, lejos de mi familia. Se me presentó la oportunidad porque acá salió el tercer arquero de Guayaquil City. Fue una apuesta mía, porque el DT sí me dijo que tenía sus dos arqueros (Frascarelli y Valle en 2018). Pero me he ido ganando mi espacio”.

Te podría interesar:   Propietario del Atahualpa confirmó conversaciones para una remodelación

Ya en base a la temporada 2019, Viteri manifestó: “Aportaron por Valle que es joven y tiene buenas condiciones. Pero pasando los partidos, él sacó sus conclusiones y apostó por mi experiencia y ganas de jugar. Gracias a Dios, las cosas van bien, estamos más regulares, sacamos mejores resultados”.

Más, en el video que dejaremos a su disposición:

Nota de: Víctor Loor Bonilla