COMPARTIR:

Fuente: DIRECTV SPORTS

Lionel Messi tiene una larga historia de frustraciones con la Selección argentinaque va desde el Mundial de Alemania 2006 hasta Rusia 2018. La Copa América de Brasil se presenta como una de las últimas posibilidades de la estrella de Barcelona para ganar un título con la Albiceleste.

La Copa del Mundo de 2006 empezó bien para el rosarino, ya que pudo aportar una asistencia y consiguió su primer gol mundialista en el triunfo 6-0 ante Serbia y Montenegro. Sin emabrgo, pasó la mayor parte de la competición en el banco de suplentes, y desde allí tuvo que ver la eliminación por penales ante Alemania en los cuartos de final.

Un año más tarde renovó ilusiones para la Copa América que se disputó en Venezuela. Argentina llegó hasta la final con un equipo repleto de figuras como Javier Zanetti, Juan Román Riquelme y Carlos Tévez, pero cayó sorpresivamente 3-0 ante un Brasil con pocas estrellas.

Te podría interesar:   Argentina y Colombia serían rivales de Ecuador en la próxima Fecha FIFA

Diego Maradona llevó al equipo nacional hasta el Mundial de Sudáfrica 2010, en lo que fue el comienzo de una gran camada de futbolistas que no pudo coronar. Messi tuvo su debut como capitán de la Selección en el partido de primera fase ante Grecia, pero no pudo convertir ningún gol en todo el torneo, que terminó de la peor manera para Argentina, con una dura derrota 4-0, otra vez en cuartos de final y nuevamente contra Alemania.

La Copa América 2011 fue, tal vez, el certamen más duro para Lio con la camiseta albiceleste. Argentina fue local con Sergio Batistia como entrenador y tuvo una actuación muy floja a lo largo de todo el certamen, que terminó con la eliminación por penales en cuartos de final a manos de Uruguay, que terminaría siendo el campeón.

Te podría interesar:   Arsene Wenger admitió que pudo haber fichado a Messi

Después de una dura caída, llegó en Brasil 2014 el mejor momento de Messi en la Selección. Argentina llegó hasta la final de la Copa del Mundo de la mano de Alejandro Sabella y terminó con la frustración más dolorosa, tras perder injustamente 1-0 ante Alemania.

Ese equipo había enamorado al público argentino, pero el amor duró poco. Las sendas caídas ante Chile en las finales de las Copas América de 2015 y 2016 rompieron el vínculo con la gente y el jugador de Barcelona decidió renunciar. “Se terminó para mí la Selección”, sentenció después de la segunda derrota.

Te podría interesar:   POR MUCHO TIEMPO: Manchester United renovó a De Gea

Sin embargo, volvió para darle a Argentina la clasificación al Mundial de Rusia con un triplete en el último partido de las Eliminatorias ante Ecuador. Bajo la dirección técnica de Jorge Sampaoli, la Albiceleste decepcionó en la Copa del Mundo. También decepcionó la actuación de Messi, quien malogró un penal en el debut ante Islandia y solo pudo convertir un gol contra Nigeria.

Después de esa última frustración, Lionel Messi volvió a renunciar a la Selección, pero nuevamente lo convencieron de que regrese. Con la conducción de Lionel Scaloni, y en un periodo de transición para la Albiceleste, el mejor jugador del mundo intentará romper la maldición en la Copa América de Brasil.