COMPARTIR:

Fuente: AS

Zidane llegó al Madrid con la intención de renovar la plantilla para que vuelva a ser competitiva la próxima temporada. Para ello el francés no está teniendo reparos en tomar una serie de decisiones que están generando dudas entre el madridismo.La afición blanca reclamaba mano dura, pero Zizou ha dirigido el látigo hacia algunos de los jugadores más queridos por la grada del Bernabéu.

Keylor Navas

El meta costarricense es uno de los jugadores a los que Zidane ya le ha comunicado que no entra en los planes del club para la próxima temporada. El portero de la últimas tres Champions sí es de su agrado, pero Zizou cede ante decisión de la cúpula blanca de prescindir del tico. Keylor es muy querido por la afición blanca y la noticia de su marcha ha generado bastante controversia. Más todavía, si se confirma que el puesto de segundo portero de la plantilla lo ocupa Luca Zidane, quien todavía no tiene experiencia en la élite como para ocupar ese rol en la plantilla del Madrid.

Te podría interesar:   Keylor ya sabe lo que es tener en frente al Real Madrid

Reguilón

El lateral madrileño ha sido una de las grandes revelaciones de la plantilla madridista y se ha ganado el cariño de la afición. Hasta el punto de que le ganó el puesto a Marcelo y nadie echó en falta al brasileño. El canterano se convirtió en indiscutible para Solari cuajando grandes actuaciones. Sin embargo, en los diez partidos que lleva Zidane tan sólo ha jugado dos (Eibar y Getafe). Además, el técnico francés ha pedido el fichaje de otro lateral de primera fila para competir con Marcelo, con lo que Reguilón abandonará el equipo este verano. Por contra, Zidane no economiza en esfuerzos para tratar de recuperar al lateral brasileño, que ha sido una de las grandes decepciones de la plantilla esta temporada.

Marcos Llorente

El mediocentro madrileño ya sabe que Zidane no cuenta con él para la próxima temporada, a pesar de ser uno de los jugadores más destacados del equipo durante la etapa de Solari. Incluso, fue elegido mejor jugador de la final del Mundial de Clubes. El madridismo está encantado con su nivel de juego, pero a Zidane no le encaja en sus planes. En su primera etapa como entrenador del Madrid, Llorente ya había sido relegado al ostracismo. El regreso de Zizou ha vuelto a cerrarle las puertas al canterano, que ya ha empezado a buscarse equipo.

Te podría interesar:   El Barça sufre la peor plaga de lesiones desde 2014

Ceballos

El utrerano es uno de los futbolistas con más talento de la plantilla blanco. Sobre el papel, podría parecer que encajaría en el concepto de fútbol que agrada a Zidane, pero nada más lejos de la realidad. El centrocampista fue uno de los jugadores que menos minutos tuvo con Zizou en su primera etapa. De hecho, fue uno de los jugadores que ‘celebró’ la marcha del técnico el pasado verano. El regreso de Zizou supone el adiós de Ceballos al Madrid.

Vinicius

El brasileño es la gran esperanza del madridismo y el único jugador que ha despertado la ilusión en una pésima temporada. Su irrupción ha sido espectacular. Gran parte de la afición blanca le ve como la pieza sobre la que cimentar el Madrid del presente y del futuro. Sin embargo, Zidane no parece pensar lo mismo. Tan sólo le ha utilizado 29 minutos y eso le ha supuesto un gran disgusto al joven extremo, puesto que Tite le ha dejado fuera de la lista de la Copa América. Encima, Zidane se ahorra cariño con él en cada una de sus comparecencias ante la Prensa.

Te podría interesar:   (VIDEO) ¿Y el VAR? Militao la tocó con la mano en el área

Isco

Su temporada ha estado marcada por el enfrentamiento que mantuvo con Solari. Esta ha sido su peor temporada como madridista. Un sector del madridismo pide su traspaso este verano y el club le considera una de las piezas con la que generar ingresos para afrontar los fichajes necesarios. Sin embargo, Zidane ya le ha comunicado que cuenta con él para la próxima temporada, aunque no con un papel principal. Si Isco finalmente acepta ese rol (algo que no hizo con Solari) y se quedael club no podrá realizar alguno de los refuerzos que planea.