COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Diego Costa tiene fama de ser jugador "boquillero" pero esta vez no fue perdonado en el Camp Nou por parte del árbitro del Barça vs Atlético quien lo expulsó sin ningún tipo de contemplación tras el excedido reclamo del delantero.

Tanta era la calentura del hispano-brasileño que Gerard Piqué tuvo que abrazarlo para calmarlo. El Cholo Simeone ni se inmutó tras la expulsión.

Te podría interesar:   Xavi: “Mi objetivo es ser entrenador del Barça”