COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

El próximo verano la Juventus y Cristiano Ronaldo volverán a tomar parte en la International Champions Cup, torneo que anualmente reúne a los principales clubs europeos durante la pretemporada, pero en esta ocasión no se desplazarán a Estados Unidos para disputar sus partidos. El motivo, según revela The New York Times, es evitar que el crack portugués pise territorio norteamericano y corra el riesgo de ser detenido a su llegada dentro de la investigación por presunta violación que está llevando a cabo el Departamento de Policía de Las Vegas.

La Juve ha conseguido que los organizadores de la International Champions Cup le permitan jugar sus partidos en Asia y de esta manera Cristiano Ronaldo no tendrá que viajar a Estados Unidos, donde la exmodelo Kathryn Mayorga le denunció por violación en un hotel de Las Vegas en 2009 y comprar su silencio a cambio de 375.000 dólares.