COMPARTIR:
Jean Carlos Parra - Direct Fútbol

Fuente: StudioFútbol

Mariano Soso, director técnico del Club Sport Emelec, dialogó con los medios de información acerca de la amarga derrota de su equipo en el Capwell Vs. Fuerza Amarilla, por la segunda fecha de la Liga PRO Banco del Pacífico 2019.

«Un rival (los de Machala) que supo controlar bien los espacios en la mitad y nosotros no pudimos desarrollar el juego que pretendíamos, mucho menos la intensidad que se necesita para vulnerar al rival. Sentí una defensa muy lenta y cansada. Hoy le doy todo el mérito a Fuerza Amarilla. Esto no se trata de jugar con línea de cuatro o línea de cinco», indicó.

Te podría interesar:   (OFICIAL) Deportivo Quito vuelve a la Segunda Categoría

«Imaginamos un partido con protagonismo, jugando desde nuestro campo y teniendo el balón. Pedimos capacidad inventiva, hoy el equipo no pudo expresar eso para generar ataques más claros. En la primera parte nos pudimos poner en ventaja, pero esas no son las rutas que nosotros proponemos».

«No pudimos atacar como queremos, pero reconocemos que el rival iba a atacar poco. Ante eso lo importante era sostenerlos. Había que jugar con equilibrio, estar compensados. Cuando no se consigue abrir la cuenta, las frustraciones provocan actuaciones como las de hoy. Los goles son consecuencia de nuestra voluntad de ir al ataque», añadió.

Te podría interesar:   BSC 2020: Emmanuel Martínez está cerca de ser refuerzo amarillo

«Carecimos de buen pie esta vez, había que poder fijar y sostener la actitud en ataque. De lo contrario, si uno encierras el juego, pierde la posibilidad de llegar con los dos extremos. Mejoramos en la segunda mitad, sin alcanzar lo que pretendemos en cuanto a contundencia y claridad para resolver», comentó.

«Soy un entrenador que reconoce que cada partido te permite diseñar el proyecto, independientemente de eso, Emelec trata de construir su identidad, muy lejos de lo que mostramos el día de hoy. Hay que interpretar los partidos y plantear soluciones, caracterizando bien a los rivales», sentenció Soso.