COMPARTIR:

Fuente: TN

Sin dudas es el video de fútbol más bizarro del mundo. Ocurrió en Rusia, en el partido que enfrentaba al Masjoek vs. Angoesjt, de la tercera divisón de ese país.

Antes de comenzar el encuentro, los jugadores y los árbitros fueron protagonistas de como un oso “inauguraba” un partido.

El animal entró con su cuidador y se puso al costado del campo de juego. Ahí empezó a saludar al público, hasta que le alcanzaron una pelota y la beso, cual Cristiano Ronaldo después de hacer un golazo.

Después de esto, uno de los referí se acercó (no sin miedo) y le sacó la pelota de las manos, mientras que el oso se quedaba arengando a la gente.

¡No más palabras señor juez!