COMPARTIR:

Fuente: CON INFORMACIÓN DE INFOBAE

Rubio Ñú de Luque, equipo paraguayo, vive horas de convulsión luego de que estalló un escándalo sentimental que involucra al presidente de la institución y a uno de los futbolistas.

A través de redes sociales se difundieron imágenes de ambos en una situación íntima, y el directivo decidió salir a realizar un extenso descargo explicando el hecho.

El presidente del club afirmó que eran pareja, pero que esta filtración se debe a un método extorsivo para que le den la libertad de acción al deportista.

“Vamos a ser sinceros. Es una persona que hace más de dos años estaba conmigo acá en Rubio Ñú. Era una persona especial para mí. Entre paréntesis, y en síntesis, era mi pareja. Tuvo todos los privilegios: vehículos que nunca pensó en su vida manejar. Manejó Mercedes Benz, Land Cruiser, Prado, Hilux”, sentenció el directivo en una entrevista que le brindó al Diario Hoy de Paraguay, en declaraciones recogidas por INFOBAE.

“Se tuvo que ir del club porque lo llevó a Mar del Plata. Tuve que tomar la medida de que no venga más acá, y ahí comenzó todo el problema. No estoy contando esto por despecho, no soy dueño de nadie. El problema es que uno tomó cariño y aprecio. Era mi pareja sentimental”, explicó.

El directivo señaló que pagó al club Juventud de Bella Vista por el pase del deportista alrededor de USD 1.200 y ahora pretende USD 360 para permitirle que se marche.

“Hace 15 días que este tal Valentín está mensajeando a un secretario mío que quería su pase. Le dije que no quería hablar con ese señor: su pase cuesta 2 millones de guaraníes. Que los traiga y punto. Nos citó dos veces en la Liga, fuimos y decía que solo tenía 1 millón”, destacó.

El propietario del elenco de Luque subió dos videos a Facebook expresando toda su furia por la situación y en los que rompió la ficha del futbolista, aunque en la entrevista que realizó con el medio se mostró más medido: “El hombre es mil veces más celoso que una mujer. No me gusta que me esté amenazando”.