COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

José Francisco Cevallos, presidente del Barcelona SC, dio una extensa y nutrida entrevista con el periodista Carlos Víctor Morales para el programa TARJETA DORADA de Golden Bear donde se refirió a todos los temas posibles de la actualidad del club amarillo.

El objetivo del 2018: “Volver al título, queremos ser campeones nacionales. Es muy difícil jugar dos torneos a la vez. Solo en la élite mundial, en América es difícil”.

El no clasificar a la Copa: “Dejamos escapar la posibilidad, el primer responsable soy yo. Guillermo es una persona muy humilde y exigente”.

La figura del entrenador Almada: “En BSC se va para adelante, si se pierde así no hay nada que reprochar. Muy pocos técnicos a lo largo de la historia han llegado a Barcelona con la propuesta futbolística de Guillermo. Es un hombre franco que te habla las cosas claras, recto, muy planificador”.

El fortalecimiento institucional que brinda el estar en la Florida Cup: “Siempre hay cosas que mejorar, en el pensar de una persona da para que digan “¡Ah! Florida, se van a los shoppings y a ver a Mickey Mouse”… pero han entrenado doble o triple turno. Eso nos jerarquiza, fortalece institucionalmente, el roce que tenemos, el contacto con la gente en Estados Unidos”.

Sobre la venta de Jonathan Álvez y su temperamento: “Siempre lo analizábamos. Si como dirigente te ofrecen a un jugador como Álvez, lo agarras y más aún en un club como BSC. A veces hay jugadores que tienes que empujarlos pero a este había que pararlo. Pudo haber pisado un poco más de la línea y se pudo corregir, pero en el fondo creemos que es un buen chico, un hombre correcto que ha dado muestras de amar al club”.

La cotización del ahora ex jugador amarillo: “Un jugador como Álvez bordea los cinco millones, no sé porque no llegó una oferta de esa magnitud (Junior pagó por el cerca de 3 millones)”.

Nahuelpán y Dinenno, los reemplazos de Álvez: “Ariel con una buena pretemporada, creemos en él. No creo que se haya olvidado de jugar al fútbol, debe meter goles. Este debe ser su año. Dinenno igual, creemos en él, con mucha hambre de gloria, de conseguir cosas importantes y hacerse conocer. Desde un principio que iniciamos conversaciones el dio su compromiso de querer ir a Barcelona”.

Reconoció que hubo acercamientos con LDU en dos casos, Mario Pineida y José Cevallos Jr: “Se habló que se pagaba un millón por Pineida (el 64 por cierto) y con eso comprábamos en 800 mil a mi hijo pero yo quise diferenciar para evitar suspicacias. Lo que se impuso fue el DT -Almada- diciendo “yo necesito a Mario””.

Cevallos dijo que se quedó con las ganas de ver a su hijo con la amarilla: “Sí, me quedé con las ganas pero por encima de todo esta el club”.

También reveló que el ‘Jr’ tenía toda la predisposición de llegar a BSC: “Sí quería, tenía la ilusión de venir. Eso no implica que no se sienta bien (en LDU). Él es muy grato con la institución. Tenía la aspiración pero el se siente cómodo en LDU”.

Con respecto las deudas del club y el aspecto económico: “Cuando asumimos, la auditoría reflejó un déficit de 32 millones, en estos dos años hemos pagado 9. La propuesta de trabajo era de pagar 12 millones que dijo el ex presidente que era el déficit. Hemos cumplido y un poco más. Hemos hecho inversiones, hoy tenemos un plantel competitivo. Hemos pegado a costos muy bajos a jugadores importantes como Aimar, Arreaga, Pineida”.

Reveló el estimado que gasta BSC en salarios del plantel de jugadores: “Promedio de 500 mil dolares de sueldo mensual”.

La situación y posterior renovación de Máximo Banguera: “Cuando llegamos Máximo ganaba algo, se bajó y ahora se puso algo intermedio. Se lo ganó en estos dos años que volvió a la selección y se convirtió en uno de los mejores del país”.

Sobre algunas críticas sobre el manejo económico de la institución: “Nos duele, esos comentarios son nocivos para la institución, cuando las cosas van bien todos son buenos y cuando no van tan bien ahí afloran… Hemos tenido salidas de varios dirigentes y por eso se dan también comentarios pero nosotros estamos tranquilos. El manejo administrativo y financiero del club está mejor que nunca con fideicomisos establecidos. Creo es por causar daño, no sé, uno asocia ciertos temas que pueden ser la presidencia del club, lo político, pero lo más importante es la tranquilidad de decirle al socio e hincha que las cosas están muy bien manejadas”.

Reveló como se toman ciertas decisiones en el club: “Por ejemplo, de la comisión económica me dieron una sugerencia: No comprar a Marcos Caicedo. Sabemos que estamos endeudados pero vino el primer año a cero costo. Es de arriesgar y proponer, ojalá lo podamos vender nuevamente al exterior. Entiendo a la comisión económica que deben ser conservadores por el pasivo grande”.

Sobre las cartas del socio Carlos Nahón: “Es la forma, uno si tiene buenas intenciones lo hace de manera reservada. “Yo envío una carta y la subo a redes para que sepan”… ¿Con qué fin? Tenemos las puertas abiertas, pregúntenle a los miembros de la comisión de transparencia -elegida por los socios- o mejor envío una carta, pido una cita con el presidente. El secretario tiene que responder (las cartas) según los estatutos. Ese tema no me preocupa, estamos seguros que lo hemos hecho de muy buena manera”.

Sobre ciertos hechos que marcaron el 2017: “Uno saca el balance de todo el año, los seis puntos menos, el partido con Católica en Quevedo que por los incidentes nos tocó jugar tres partidos fuera de casa, lo que sí estamos claros es que llegamos a la última fecha de local con Macará que con el empate clasificábamos a Copa Libertadores y no pudimos”.

La no clasficación a Copa: “Me dolió mucho, BSC siempre tiene que estar en Copa. Lo hablamos en el camerino, no irrespetando a nadie también haciendo un mea culpa”.

Acerca de los salarios de los jugadores, admitió que si ha habido algunos atrasos pero que todo se ha arreglado de manera inmediata: “Sí, hemos tenido la comprensión de los jugadores. Lo importante es dar la cara y cumplimos. Así nos hemos manejado”.

Los montos que recibe el club por concepto de auspiciantes: “Estamos rondando los 9 millones de ingresos pos auspicios”.

Recalcó que no se presentará a una reelección: “Tengo un compromiso de la institución de estar cuatro años y con mi familia también”.

Sobre la vuelta de la hinchada visitante en los Clásicos: “Aspirábamos siempre a que volvamos a vivir esa fiesta en un estadio con dos hinchadas, con un procedimiento adecuado. Sobre todo con la predisposición de la hinchada de ir a alentar, no a agredirse ni matarse. Estamos seguros que va a dar resultados”.

Al final cuando le consultaron sobre algún jugador que hubiera querido en el equipo reveló dos nombres: “Se habló de Lucas Barrios, sabíamos que Jonatan (Álvez) se podía vender y hablamos en la semifinal allá con Gremio, a la ‘Tuka’ siempre lo hemos querido -pero argumentó que su costo era alto-“.