COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El fútbol siempre tiene historias bonitas una de ellas es la de los sobrevivientes a la catástrofe aérea del Chapecoense, tal es el caso de Alan Ruschel quien anotó en el encuentro amistoso un tanto en la victoria 3-2 de su equipo sobre el Tubarao.

El jugador había regresado a las canchas en Trofeo Joan Gamper ante el Barcelona y de a poco se ha ido sumando a las convocatorias del club.

Ruschel recibió un centro desde la izquierda para rematar con la zurda y la esférica le rebotó en su otro pie para llegar al fondo de la red, inmediatamente levantó las manos al cielo y señaló repetidas veces en un claro gesto de dedicárselo a sus compañeros.