COMPARTIR:

Fuente: EFE

Un gol anotado por Everton a los cinco minutos de la prórroga llevó al triunfo ante el Pachuca al Gremio de Porto Alegre para situarse, por primera vez en su historia, en la final de un Mundial de Clubes, que disputará contra el ganador del partido entre el Real Madrid y el Al Jazira.

El campeón de la Copa Libertadores necesitó del tiempo extra para superar el representante de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe, que luchará por el tercer puesto con el perdedor de la otra semifinal.